Cantabria, segunda comunidad con menor abandono escolar

El histórico español muestra que los datos de abandono han descendido en la última década. /María Gil Lastra
El histórico español muestra que los datos de abandono han descendido en la última década. / María Gil Lastra

Alcanza casi un 10% de niños que no finalizan la enseñanza obligatoria y pese a eso se encuentra a la cabeza de España, solo por detrás de País Vasco (6,9%)

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

El porcentaje de abandono escolar en Cantabria asciende casi al 10% -concretamente alcanza un 9,8%-, pero en la comparativa con el resto de España es una buena cifra. Se encuentra, de hecho, en segunda posición nacional, solo por detrás de País Vasco (6,9%). Lo dice el análisis elaborado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional de las variables educativas de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Por contra, Andalucía (24,4%) y Murcia (24,1%) son las que tienen más problemas. A nivel nacional, los datos son positivos si se echa la vista atrás y se estudia el histórico. El abandono escolar se situó en 2018 en el 17,9%, la cifra más baja de la última década. Esto supone 0,33 puntos menos respecto a 2017, y confirma el descenso progresivo de esta tasa desde 2008. Según el estudio elaborado por el Ministerio, este descenso registrado en los últimos diez años se debe, principalmente, al incremento de la población que ha completado la segunda etapa de Educación Secundaria en España en este periodo (un aumento de 12,5 puntos porcentuales).

Menos niñas que niños

Por sexo, los datos reflejan que el 14% de las mujeres, de 18 a 24 años, han abandonado el sistema educativo de manera prematura en 2018, frente al 21,7% de los hombres, manteniéndose así las diferencias entre ambos sexos que se vienen registrando en los últimos años. Desde 2008, la tasa de abandono escolar ha descendido en 16,3 puntos porcentuales en el caso de los hombres y en 11,1 en el de las mujeres.

El análisis muestra también que el 42,4% de la población entre 30 y 34 años ha alcanzado el nivel de Educación Superior (FP de Grado Superior o estudios universitarios), lo que supone el valor máximo de la serie histórica y continúa así por encima del punto de referencia europeo del 40% para el año 2020.

Por otro lado, los datos reflejan que el indicador de formación permanente sigue mejorando. De esta forma, en 2018, el 10,5% de la población de 25 a 64 años ha seguido algún tipo de formación en el último mes. Esta cifra supone 0,6 puntos más que la registrada el año anterior. Las mujeres también lideran este índice, situándose en el 11,5%, 2 puntos más que el dato de los hombres.