Hernando (PRC), Fernández (PP) y Cobo (PSOE) defenderán la reforma del Estatuto de Cantabria en el Congreso

Íñigo Fernández, Noelia Cobo y Pedro Hernando./DM .
Íñigo Fernández, Noelia Cobo y Pedro Hernando. / DM .

Los tres parlamentarios cántabros han sido designados este lunes por votación en el primer Pleno de la Legislatura

DM .
DM .Santander

Los diputados cántabros Pedro Hernando (PRC), Iñigo Fernández (PP) y Noelia Cobo (PSOE), portavoces de sus respectivos grupos parlamentarios, serán los representantes de la Cámara regional que se encargarán de defender en el Congreso la propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía para Cantabria.

Los tres han sido designados este lunes por votación en el primer Pleno de la Legislatura, que ha comenzado con un minuto de silencio en memoria de Miguel Ángel Lavín, que formó parte del Grupo Popular durante los dos últimos mandatos y que murió este pasado domingo. El jefe del Legislativo, Joaquín Gómez, le ha dedicado las primeras palabras de la sesión, de recuerdo y dirigidas especialmente a sus familiares y compañeros de partido.

A continuación, ha arrancado la sesión en sí, ordinaria y en su horario habitual -a las 16.00 horas- con la toma de posesión de los nuevos diputados: la regionalista Mónica Quevedo, que sustituye a Guillermo Blanco tras su marcha a la Consejería de Medio Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; y la socialista Eva Salmón, que coge el testigo de César Aja, nombrado director general de Economía. Ambas han prometido el cargo.

Seguidamente, se ha procedido a designar a los representantes de la Cámara regional que defenderán en el Congreso la propuesta de reforma de la Ley Orgánica del Estatuto de Autonomía para Cantabria.

Han sido elegidos los tres candidatos propuestos por el PRC, PP y PSOE: Pedro Hernando, Iñigo Fernández y Noelia Cobo, respectivamente, que además son portavoces de sus respectivos grupos parlamentarios. Tanto el mixto-Vox como el de Ciudadanos han declinado plantear a ninguno de sus diputados.

La reforma del Estatuto de Autonomía de Cantabria, acordada por unanimidad de el Parlamento regional el 4 de diciembre de 2017 para eliminar los aforamientos, debe de ser aprobada ahora por el Congreso de los Diputados y el Senado, aprobación que quedó congelada debido a las elecciones generales.

En la pasada legislatura, además de Cantabria, Canarias, Murcia y Baleares reformaron sus estatutos de autonomía y los enviaron a la Cámara Baja para su aprobación, pero sólo la reforma de la Comunidad canaria superó todos los trámites y tiene la reforma ya en vigor.