Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49,95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

«Al inicio me decían que no había necesidad»

Pierre-Alain Monnet en el cuarto donde guardan los productos de primera necesidad e higiene, en el local de Rubayo . /Daniel Pedriza
Pierre-Alain Monnet en el cuarto donde guardan los productos de primera necesidad e higiene, en el local de Rubayo . / Daniel Pedriza

Pierre-Alain Monnet, presidente de 'Marina Solidaria', llegó de Suiza en 2006 para fijar su residencia en Marina de Cudeyo y se percató de las necesidades alimenticias de algunos vecinos

Mariana Cores
MARIANA CORESSantander

Pierre-Alain Monnet (Suiza, 1953) se instaló en Pedreña en 2006, tras su jubilación. «Mi mujer es santanderina y a los dos nos apetecía pasar más tiempo en Cantabria. Con las pedreñeras es muy cómodo llegar hasta el otro lado de la bahía». Publicista de profesión, dedicó doce años de su vida a la política (concejal del Partido Socialista, en Chaux de Fonds, en el área de Asuntos Sociales). Ya en Cantabria, sus inquietudes le llevaron a interesarse por la política regional y, en especial, por la de su municipio, Marina de Cudeyo. Así que comenzó a seguir los plenos y contactó con el párroco. «Descubrí que no se hacía mucho en proyectos solidarios», afirma. Tras analizar la situación de España en general, y la de Marina de Cudeyo en particular, «las estadísticas me decían que aquí había gente pasando hambre, así que me ofrecí a hacer algo para remediarlo». Lo primero que le respondieron fue «que aquí no había ninguna necesidad, que la gente tenía sus huertos y que no se pasaba hambre». Pero siguió con su plan y así creó la Coordinadora Ciudadana de Marina de Cudeyo 'Marina Solidaria' (www.marinasolidaria.com), situada junto al centro de salud de Rubayo.