La UC investigará si las firmas de un tribunal de contratación en el que participó Casares son falsas

El candidato del PSOE dijo ayer que quien quiere dañarle «lo ve mal en la ciudad de Santander»./Alberto Aja
El candidato del PSOE dijo ayer que quien quiere dañarle «lo ve mal en la ciudad de Santander». / Alberto Aja

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Santander dice que las acusaciones son «absolutamente falsas». El decano de la Facultad de Económicas, Pablo Coto, le respalda

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

El rector de la Universidad de Cantabria, Ángel Pazos, anunció ayer que la institución investigará si se ha producido «alguna irregularidad en el proceso de selección de una serie de contratos» que tienen que ver con una persona cercana al portavoz socialista en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, candidato a la Alcaldía en las próximas elecciones. Casares estuvo ayer en el punto de mira tras publicar OkDiario que se habían utilizado «firmas falsas» para realizar contrataciones en el año 2012 (Casares aún no era concejal) y favorecer a una persona de su entorno. El caso sería parecido al que obligó a dimitir hace unos meses a la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, por cuanto que se debatirá si hubo falsedad documental.

Ver más

Casares, profesor de Economía, declaró por la mañana que las acusaciones «son absolutamente falsas» e invitó a preguntar por el caso al decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Pablo Coto, del que se hicieron públicos unos audios en los que afirma que no son suyas las firmas que aparecen en los contratos en cuestión. Coto usó la misma expresión («es absolutamente falso») y si bien reconoció a El Diario Montañés que es su voz la que aparece en las grabaciones, sostuvo que son fragmentos de una conversación con el también profesor de la UC Manuel Agüeros, la tercera persona que tenía que avalar con su firma la elección de un becario y que, según el digital, no habría firmado.

A la vista de esta situación, Ángel Pazos explicó que la UC abre un «expediente de información reservada» -un procedimiento interno de la entidad académica- para «clarificar totalmente cómo se produjo el proceso de firmas y depurar responsabilidades si es que hubiera». En las próximas horas se sabrá qué personas instruirán este informe, ante cuyas conclusiones la UC tomará las decisiones que corresponda. En septiembre, al hilo del 'caso Máster' que salpicó al presidente popular Pablo Casado, Ángel Pazos declaró que la universidad «será implacable en la sanción» si se detectaran situaciones como las que han manchado el prestigio de otros claustros públicos españoles.

Por lo pronto, la UC tiene sobre la mesa un caso peliagudo: Casares es miembro significado del 'nuevo PSOE' y cabeza de cartel de los socialistas en Santander, una plaza que aspira a ganar tras haber llegado al Ayuntamiento en septiembre de 2013 como concejal. A este hecho aludió él ayer. «Lo que persiguen -afirmó- es dañar la institución académica en la que trabajo, dañar la imagen pública del PSOE y la del candidato Casares. Quieren dañar el cambio político en Santander. Si estas son las únicas herramientas que tienen es que lo ven muy mal en la ciudad de Santander».

Coto también se refirió a esa circunstancia (hay que verlo «en clave política») para explicar las informaciones aparecidas. Según relató, el audio en el que él dice que la firma que aparece en los documentos no es suya «sólo ha podido ser realizada por Agüeros», ya que ambos se entrevistaron a solas. Y aunque el diálogo existió, «la grabación es falsa» debido a que solo se han difundido «partes» de la misma «empalmadas». El decano de Económicas remarcó que la cinta «está manipulada. El tribunal se realizó conforme al procedimiento. Estaba presidido por mí y reconozco mi firma».

Por este motivo, le parece «muy bien» que la UC abra «una comisión de investigación para clarificar» lo sucedido. «Esto, que es falso, daña la imagen de la universidad, a la que le ha costado mucho conseguir el prestigio que tiene», censuró.

«Seguro de la honorabilidad»

Coto cuestionó que Agüeros «saque esta grabación en 2018», poco antes de las próximas elecciones. Es tanto más «extraño» cuanto que el decano lo consideraba un «asunto zanjado». Agüeros ya le expresó sus dudas «un mes antes de las elecciones de 2015», momento en el que le comentó «que la firma de los tribunales de 2012 podía no ser suya. Todos estábamos de acuerdo en quien era el seleccionado, que era la persona idónea. Posteriormente, volví a entrevistarme con Agüeros y me reconoció que sí era su letra».

Además, defendió la honorabilidad de Pedro Casares, de la que está «seguro». Se da la circunstancia de que Coto dirigió la tesis doctoral a los dos (a Casares y a Agüeros). «Son compañeros de departamento aunque es evidente que militan en partidos diferentes», apuntó, porque Casares es un destacado militante socialista y «Agüeros a mí me ha dicho alguna vez que está ideológicamente cercano al PP». El profesor Manuel Agüeros declinó dar su versión de los hechos.

Cs: que hable Zuloaga

Por su parte, el portavoz autonómico de Ciudadanos (Cs) en Cantabria, Félix Álvarez, reclamó explicaciones del secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, quien «no puede seguir callado» mientras «se acumulan los escándalos» en torno a cargos públicos de su partido.

«No es suficiente que el candidato socialista» al Ayuntamiento de Santander «asegure que todo es mentira, que todo es una conjura judeo-masónica y que no piensa entrar al juego». «En el caso de que ese audio y esos documentos sean falsos, esperamos que Casares y la UC tomen las medidas pertinentes para librar de cualquier duda razonable su honorabilidad como el prestigio de nuestra Universidad».

Pablo Zuloaga, también delegado del Gobierno, fue preguntado al respecto por este periódico, pero declinó hacer comentario alguno.