La primera fase de oposiciones a Secundaria deja el 10% de las plazas ofertadas sin ocupar

Uno de los exámenes celebrados en el IES Alberto Pico de Santander, el pasado 25 de julio, en la primera fase de oposiciones a Secundaria./Roberto Ruiz
Uno de los exámenes celebrados en el IES Alberto Pico de Santander, el pasado 25 de julio, en la primera fase de oposiciones a Secundaria. / Roberto Ruiz

Los aprobados no llegan al 20%, dos áreas de FP quedan desiertas y la debacle ha sido Matemáticas: sólo han pasado 19 para los 45 puestos

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

La elocuencia de una cifra ha hecho de Matemáticas el argumento de que algo no va bien en las oposiciones docentes: en esta especialidad se presentaron 301 aspirantes para las 45 plazas que se ofertaban, pero después de la primera fase, sólo 19 personas han superado la prueba del tribunal y se enfrentarán a la segunda y definitiva. En el camino han quedado por tanto vacantes 26 plazas, «al menos 26 plazas», matiza José Ramón Merino, del sindicato STEC, porque «el porcentaje será todavía mayor al final del proceso».

Los sindicatos cántabros hablan de «malestar importante» ante los primeros resultados de las oposiciones que estaban llamadas a reducir el índice de interinidad del 32,5% en Secundaria y FP que sufre la región: «No parece normal que se convoque oposiciones para reducir interinos y se dejen plazassin adjudicar cuando estamos aún en la primera parte de las pruebas», dice Merino, pero según los primeros datos, hay más huecos de los esperados.

4.981
aspirantes se han presentado a las pruebas para 40 especialidades y 406 plazas ofertadas, la mayor convocatoria de la región.

El Plan Nacional de Estabilidad puesto en marcha por el Gobierno central pretendía reducirlo con esta macroconvocatoria de 2018. De nuevo las cifras daban la elocuencia al discurso, pero el resultado se ha quedado lejos de lo que inicialmente cabía esperar: la oposición ofrecía 406 plazas en 40 especialidades para profesores de Secundaria y Formación profesional, era la mayor oferta de empleo público en materia educativa realizada nunca hasta la fecha en la región y se registraron 4.981 solicitudes para opositar. Sin embargo, «y salvo que prosperen las reclamaciones», la primera criba del proceso ya ha dejado, en total, al menos «40 plazas sin adjudicar». De hecho, hay tres especialidades de FP que ya han quedado desiertas al no pasar ninguno de los aspirantes a la segunda fase: Cocina y Pastelería, y Mecanizado y Mantenimiento de Máquinas, y ocho de ellas tienen ya vacantes. ¿Qué ha pasado para que el porcentaje de aprobados no alcance el 20%, según cifras facilitadas por el sindicato UGT?

«El proceso está en marcha y no se puede interferir, pero cuando estén todos los resultados, que todavía falta, nos reuniremos la Junta de Personal y lo valoraremos, porque lo que está pasando es una situación llamativa y cuando menos preocupante», explica Laura Guate, de UGT.

Resultados de la primera fase del concurso oposición.
Resultados de la primera fase del concurso oposición.

Por el momento, con los datos de la primera fase, en siete especialidades de FP han quedado desiertas 14 plazas, pero lo más escandaloso es la modalidad de Cocina y Pastelería, que se han dado cero plazas de las cinco que se ofertaban, y eso que en la última convocatoria también quedó desierto», explica Merino. Otra rama, la de Turismo y Hostelería, se presentaban 27 aspirantes y ha quedado una sin dar de las cuatro que se ofrecían. «Estamos hablando de miles de opositores con preparación extraordinaria, no es lógico que queden plazas vacantes».

Por el momento, al menos seis especialidades dejan plazas sin cubrir: Matemáticas, Hostelería y Turismo, Procesos de Producción Agraria, Administración de Empresas, Estética, Mantenimiento de Vehículos, Procesos Comerciales, y Sistemas y Aplicaciones Informáticas.

También en España

En el resto de España la polémica también se ha cebado con estas pruebas, y en otras comunidades autónomas, como Andalucía o Madrid, donde quedarán vacantes más de 300 plazas, se está registrando el mismo problema: «No sabemos qué pensar ante determinadas situaciones», dice Manuel Solana, secretario de organización de la Federación de Enseñanza CC OO. En el caso de Cantabria, «es la crónica de una muerte anunciada en el sentido de que los sindicatos ya advertimos a la Consejería de Educación de lo que podía suceder y, de hecho, está sucediendo; lo veíamos venir porque se estaban convocando muchísimas especialidades y plazas de una manera desordenada».

¿Dónde radica el problema, en la preparación de los aspirantes o en el formato de las pruebas? «El actual modelo de concurso-oposición es poco objetivo, está basado la primera parte en exámenes puramente memorísticos alejados de la práctica docente, y organizado en base a pruebas eliminatorias», explican desde el sindicato STEC. «Cuando este sistema se aplica a ofertas de empleo público pequeñas (las que ha habido en los últimos años) sus defectos son menos visibles, pero ahora que hay una oferta potente de plazas los fallos se vuelven evidentes y el resultado final puede llegar a ser penoso».

¿Qué dicen los sindicatos?

José Ramón Merino | STEC
«No parece normal que se convoca para reducir interinos y se dejen plazas sin adjudicar».
Laura Guate | UGT
«Estamos preocupados porque hay especialidades que han quedado desiertas».
Manuel Solana | CC OO
«Lo veíamos venir, se han convocado muchas especialidades y plazas sin ningún orden».
Rus Trueba | ANPE
«Llama la atención, pero vamos a esperar a todos los datos para valorar lo que ha pasado».

El sindicato ANPE, en cambio, tira de prudencia: «Produce desazón, pero por respeto a los tribunales vamos a ser cautos hasta tener todos los datos y valorar todas las especialidades una vez finalizado el concurso oposición», dice Rus Trueba; sin embargo, no elude la realidad: «Habrá que valorar por qué ha pasado esto y analizarlo con toda la información disponible, porque nos llama la atención lo que está pasando», y subraya el hecho de que, por segunda vez consecutiva, una especialidad ha quedado vacante (Repostería y Cocina). «Los tribunales son soberanos de elegir las pruebas, y desde nuestra organización pedimos el máximo respeto, pero tienen que explicar y argumentar por qué esas personas no lo han podido superar».

Una carta para la ministra de Educación

El sindicato STEC se ha dirigido por escrito a la nueva ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, para que convoque una Mesa Sectorial estatal con el fin de abordar las «profundas modificaciones» que, en su opinión, necesita el actual modelo de acceso a la función pública docente (el concurso-oposición). Según el sindicato, hay que negociar de forma «urgente» un sistema de acceso que asegure que todas las plazas se cubren y que reduzca las tasas de interinidad, «pero a la vez conjugando con la compensación necesaria al profesorado interino afectado por años de precariedad laboral y que no puede verse expulsado repentinamente del sistema educativo».

 

Fotos

Vídeos