Los robos con fuerza en domicilios se disparan un 17% en el primer semestre de 2018

Dos trabajadores de la funeraria retiran el cuerpo del hombre asesinado a principios de junio en Monte. /Antonio 'Sane'
Dos trabajadores de la funeraria retiran el cuerpo del hombre asesinado a principios de junio en Monte. / Antonio 'Sane'

Cantabria reduce levemente (-1,1%) la tasa de criminalidad entre enero y junio frente al crecimiento del 3% en el conjunto del país

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

No es un consuelo, pero si ha sufrido en su casa últimamente la visita de los ladrones, sepa que no esta solo. Ni mucho menos. Entre enero y junio, se han denunciado en Cantabria 487 casos de robos con fuerza en domicilios, lo que supone un aumento del 17% respecto al mismo periodo del año anterior. De esta forma, después de un 2017 en el que la Policía Nacional y la Guardia Civil habían logrado controlar este tipo de episodios, se vuelve a la senda de 2016, en la que ya se registró un pico de similares proporciones. Entonces, desde la Jefatura Superior de la comunidad autónoma ya advirtieron de que estas variaciones no tienen una causa concreta y que el fenómeno «va por temporadas».

Según señalan, los protagonistas de estos robos -el perfil más habitual es el de un hombre georgiano o una mujer croata de mediana edad- suelen ser grupos itinerantes que se mueven por toda España -incluso toda Europa- y que van cambiando de zona cuando notan que se sienten acosados. A pesar de los datos, la Policía Nacional insiste en que pone especial atención en tratar de evitar estos delitos porque no son solamente un robo, «sino una vulneración de tu intimidad que crea una sensación de inseguridad muy grande entre la población».

Delitos/número

Homicidios.
1
Tentativa de homicidio.
2
Lesiones.
124
Agresiones sexuales.
2
Otros delitos sexuales.
41
Robos con violencia.
76
Robos en domicilios.
487
Robos en establecimientos.
292
Hurtos.
2.216
Sustracción de vehículos.
74
Tráfico de drogas.
40
Secuestros.
0

El dato se desprende del Informe sobre criminalidad que publica de forma periódica el Ministerio del Interior y que también aporta algún dato positivo, como el descenso general del número de casos de un 1,1% respecto al mismo periodo del año anterior. El comportamiento fue mejor que el de la media nacional, donde se registró un crecimiento de algo más del 3%. En términos absolutos, en Cantabria hubo 8.301 infracciones frente a las 8.396 del mismo periodo del año anterior.

Ese descenso ha sido posible, en gran medida, por la reducción de las sustracciones de vehículos (-42%) y de los robos (-23%) y hurtos (-3%) en la vía pública. En los últimos seis meses, 74 propietarios han denunciado que el coche o la moto que tenían aparcados había desaparecido. Además, 487 personas fueron robadas y hubo hasta 2.216 hurtos, el delito más común. En el apartado contrario, crecieron las lesiones y riñas tumultuarias (un 19% hasta los 124 casos) y casi se duplicó (73%) los delitos de tráfico de droga, hasta los 40 hechos conocidos.

En cuanto a los supuestos más graves, la mala noticia es que no se ha logrado frenar la tendencia alcista de 2017 de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual. En el primer semestre del año crecen otro 8%, que se suma al 22% acumulado ya del ejercicio anterior. De los 43 casos de los que se tuvo constancia, dos fueron por agresión sexual con penetración -ambas ocurrieron en Santander, una ciudad que en el mismo periodo del año anterior no sumaba ningún caso- y el resto por agresiones sexuales de otro tipo.

Ver más

8.301 delitos se cometieron en Cantabria entre enero y junio frente a los 8.396 del mismo periodo del año anterior.

Por último, frente a los dos asesinatos del primer semestre de 2017 -uno en Torrelavega, donde un hombre que intentaba robar en una vivienda de Sierrapando murió después de recibir un balazo y otro en Santander, donde un anciano falleció de asfixia en su garaje cuando los ladrones que entraron a robar en su vivienda le maniataron y taparon la boca- ahora se ha registrado uno. El del joven colombiano que recibió cinco disparos a las puertas de su casa en Monte. El caso sigue abierto y la Policía Nacional aún no ha realizado detenciones.

Más delitos en la capital

La estadística del ministerio que dirige Fernando Grande Marlaska hace un desglose de los delitos por municipios en aquellos con más de 30.000 habitantes. En Cantabria, son Santander (3.034 casos), Castro Urdiales (545), Torrelavega (831) y Camargo (561). En las dos primeras localidades se produjo un crecimiento de cerca del 5% en el número de hechos conocidos, en la capital del Besaya apenas hay variaciones y en el último cae hasta un 7,6%.

Aumentaron un 8% los delitos contra la libertad sexual y hubo un caso de asesinato, el de junio en Monte

Santander concentra más de un tercio de todos los delitos que se producen en Cantabria. En la capital hay constancia de 109 de esos robos con fuerza en viviendas (+16%), aunque el mayor incremento en este apartado se lo queda Castro Urdiales, al pasar de 15 a 36 episodios en menos de un año. En Camargo fueron 49 frente a los 47 del mismo periodo de 2017 y en Torrelavega se quedaron en 62.