Miki Núñez: «Si hubiera podido elegir, no hubiese ido a Eurovisión por las políticas israelíes»

Miki Muñoz durante una entrevista/EFE
Miki Muñoz durante una entrevista / EFE

El representante de España en el certamen se quita la venda y presenta 'Amuza', su primer disco, que incluye un par de canciones en catalán

ALAIN MATEOSMadrid

Plurilingüismo, la crisis catalana, Eurovisión, Israel... Miki Núñez (Terrassa, 1996) se quita la venda y presenta 'Amuza' -'diversión' en esperanto-. El catalán publica su primer disco y se estrena en la industria musical cuatro meses después de representar a España en Eurovisión con la canción de 'La venda'. Miki cuenta con una mano los meses que lleva como artista pero ya sabe lo que es vivir en el foco de atención. Una foto con una estelada, la participación en el certamen de Eurovisión más controvertido de los últimos años por celebrarse en Israel, su ideas a favor del lenguaje inclusivo en la última edición de 'Operación Triunfo' y un carácter sincero forman parte del currículo del joven artista. El artista se presenta al mundo como una persona «constante, bastante positiva y con mucha fuerza de voluntad» porque «no paro hasta que consigo lo que quiero».

Miki quedó en sexta posición en 'Operación Triunfo', pero su momento cumbre llegó en enero cuando el público le votó para representar a España en Eurovisión. «Estuvo muy bien, estupendo, el equipo hizo un trabajo fantástico», asegura Núñez. «Lo único que hubiese cambiado es el lugar de celebración. Si yo hubiera podido escoger no ir a Israel, no hubiese ido porque estoy en contra de todo lo que hace su gobierno». La normativa del evento les «prohíbe» hablar de cualquier tema político pero no duda en lanzar un dardo: «Ya que nos piden tanta profesionalidad a los representantes estaría bien que lo mantuviesen en las votaciones porque ya se ha visto lo que ha pasado con Bielorrusia». Y es que el jurado de este país fue descalificado por desvelar sus votos en las semifinales de Eurovisión.

La elección de Miki Núñez tampoco estuvo exenta de polémica. Días después de ser elegido para representar a España en Eurovisión, una foto suya en la Diada con una estelada -la bandera independentista- corrió como la pólvora por internet. Miki ve en la música una posible forma de cerrar la brecha en la sociedad catalana. «Habiendo sido representante de España, saco ahora un disco con dos canciones en catalán y en el que colaboro con artistas catalanes», comenta. En su opinión, «España necesita tiempo para aceptar el plurilingüismo. Es imprescindible normalizarlo y dejar a un lado los extremos. Que hables catalán no significa que seas de una manera u otra. Basta ya de que porque te encanten los 'castellers' o tengas una foto con una 'senyera' tienes que ser independentista. Eso tiene que acabarse ya».

Misma rutina

La familia y los amigos siempre están presentes en la mente de este músico. «Mi padre siempre me ha dicho que hay que saber de dónde venimos para no cometer los mismos errores y poder seguir alrededor de la gente que tú quieres y que te ha apoyado toda la vida», asegura. «Las raíces siempre deben estar presentes». El secreto es seguir con la misma rutina. «Sigo yendo a los mismos sitios y hago lo mismo con las mismas personas. No por poder acceder ahora a otros lugares dejo de ir al bar de siempre», afirma.

Miki tampoco olvida su pasado, antes de que 'Operación Triunfo' lo pusiera todo patas arriba, y tiene claro que «hay que ser fiel a sí mismo». Y se atreve también a dar un consejo a los más jóvenes: «Que cuelguen toda su música porque nunca sabes quién te va a ver o a hacer un retuit. El que la sigue la consigue».