Ciclismo

Sergio Vega se lleva el triunfo final en la Vuelta a La Coruña

Óscar Linares, Sergio Vega y Jorge Montenegro, en el podio final de la Vuelta a La Coruña. /DM .
Óscar Linares, Sergio Vega y Jorge Montenegro, en el podio final de la Vuelta a La Coruña. / DM .

El cántabro del Supermercados Froiz se impuso en la tercera y última etapa a otro ciclista de la región, Óscar Linares, segundo en la general

Marco García Vidart
MARCO GARCÍA VIDARTSantander

«Las dos clasificaciones generales que he ganado han sido en la última etapa». Sergio Vega (Pumalverde, Udías, 1995), reconocía entre risas esa extraña manía suya. Nada de dominar de principio a fin una vuelta por etapas. Le basta con estar al acecho en la general y en la última etapa, llevarse el amarillo. Así lo hizo en 2016 en Castellón y este domingo en La Coruña. Una carrera de tres etapas que ha tenido color cántabro por todos los lados. Si el primer día el podio era íntegramente de la región -'Chava' Angulo, Óscar Linares y el propio Sergio Vega-, este domingo el ciclista del Supermercados Froiz remataba el fin de semana con el triunfo en la tercera etapa y de paso, en la general. Lo hacía por delante de su amigo Óscar Linares (Gomur Cantabria Infinita), al que ajustició a un kilómetro de meta. Por cinco segundos, el triunfo en la Vuelta a La Coruña fue para Vega, con Linares en el siguiente escalón del podio a cinco segundos de su amigo.

Iván Cobo hace un doblete en el Regional Júnior

Si hace una semana el jovencísimo Iván Cobo (Aseguras-Produque) se proclamaba campeón de Cantabria de contrarreloj individual en el Regional júnior disputado en Los Corrales, este domingo, en Santillana del Mar, el ciclista de Astillero conseguía completar un gran doblete. Iván, hijo del remero de Astillero y triatleta Emilio Cobo, se hizo con el oro en la prueba de ruta. Cobo es una de las grandes promesas no sólo del ciclismo cántabro sino del ciclismo nacional. Raúl Gancedo (Isidoro San Justo) y Sergio Trueba (Aseguras-Produque) acompañaron a Iván en el podio del Regional.

En la categoría cadete el ganador fue Pablo Vázquez (Aseguras-Indupime), seguido de Sergio Gutiérrez (MMR Academy) y David Gimeno (Isidoro San Justo).

La localidad de Cariño era el inicio y final de la tercera y última etapa, de 125 kilómetros de recorrido. A ella los tres cántabros, con Angulo como líder, llegaban con todas las opciones de llevarse el triunfo. Tras los típicos escarceos, los hombres más fuertes del pelotón llegaron juntos a las primeras estribaciones del puerto de la Garita de Herbeira, una ascensión de primera categoría de diez kilómetros y con rampas duras. Ahí, los cántabros empezaron a tomar protagonismo. El Rías Baixas defendía el liderato de Angulo con la ayuda de otro ciclista de la región, David Galarreta. Pero el que saltó fue Linares. A su rueda se fue Sergio Vega y tras él, el propio líder de la carrera.

Pero no fue en la subida, sino en la bajada, donde se resolvió la victoria en esta Vuelta a La Coruña. Antonio Angulo se quedó a ocho kilómetros de meta y por delante se marcharon solos Vega y Linares. A falta de un kilómetro de la llegada, Vega echó un ojo a su amigo. «Está muy fuerte, pero en esa ocasión le vi un poco justo». Y en un repecho, el ciclista del Froiz atacó para plantarse en solitario en la meta de Cariño, ganar la tercera y última etapa y de paso, la segunda clasificación general de su vida.

Sergio Vega, que cumple su primera temporada en el Supermercados Froiz tras una campaña en el continental italiano Uniero Wilier Trevigiani, no podía estar más contento. «Es que para el equipo esta carrera y la Vuelta a Galicia son los dos grandes objetivos de la temporada», afirmaba el corredor de Udías. «Además, es mi primer triunfo con ellos». Vega está muy a gusto con los gallegos del Froiz. «Estoy contentísimo. Me están tratando muy bien y además es un gran equipo. Cuando una escuadra dura tanto tiempo, es porque hace las cosas muy bien». El cántabro viene de una racha no demasiado positiva. «Me caí en la Copa de España y me hice una fisura en la cabeza del radio. Paré una semana y luego me costó entrenar».

El día hubiese sido perfecto para Sergio Vega si su gran amigo 'Chava' Angulo' se hubiese metido en el podio junto a él y Linares. Como ocurrió en la primera etapa, con los tres cántabros en el cajón. «Ni a posta lo hacemos», añadía entre más risas. El segundo en discordia, Óscar Linares, también hacía un balance de lo más positivo de la ronda gallega. «He estado bien los tres días». Esta vez fue algo menos amargo no lograr el amarillo, «porque lo ganó un amigo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos