Fútbol / Racing

Cádiz y Murcia tientan a Dani Aquino

Dani Aquino, durante el partido frente al Vitoria. :/Daniel Pedriza
Dani Aquino, durante el partido frente al Vitoria. : / Daniel Pedriza

La irrupción del club andaluz añade una nueva variable a la ecuación del futbolista: La posibilidad de jugar en Segunda División

Sergio Herrero
SERGIO HERREROSantander

El nombre de Dani Aquino empieza a aparecer en las agendas de algunos clubes. O quizá siempre estuvo y ahora que el murciano se va a poner a tiro de 30.000 euros, los pretendientes hacen por cortejar al jugador franquicia del Racing durante estas dos últimas temporadas. Real Murcia y Cádiz han sido los primeros en ponerse a la cola para pedirle la mano al futbolista, con un futuro que hace tiempo que se antoja lejos de los Campos de Sport. El divorcio con la afición y el aparente escaso interés de la comisión deportiva por mantenerle en la plantilla llevan a pensar que del 1 al 15 de julio, el 'Torito' hará las maletas.

Dani Aquino dijo en estas mismas páginas que su intención era terminar el contrato que le une al Racing hasta 2020. «Quiero seguir, en Santander estoy muy feliz», afirmó en plenas vacaciones. Ese es el discurso en público. Si su pensamiento va en la misma línea, sólo él lo sabe. Mientras tanto, en el club se remiten a los documentos firmados, aunque tanto el director deportivo, Chuti Molina, como el entrenador, Iván Ania, han dicho querer «a un Dani Aquino al cien por ciento. En su mejor versión».

El asunto es que ahora se añade una nueva variable a esta complicada ecuación. El último candidato en aparecer, el Cádiz, tal y como adelantó Canal Sur Radio, tiene algo que ofrecer que otros no tienen. La posibilidad de jugar en Segunda División es un caramelo para cualquier futbolista de Segunda División B y esa circunstancia puede convencer al murciano.

Del 1 al 15 de julio la cláusula del delantero será de apenas 30.000 euros

El consejero delegado del Cádiz, Quique Pina, siempre ha tenido el nombre de Dani Aquino apuntado en algún papel de su despacho. Ya en 2012, cuando el delantero aún era una promesa a sus 21 años, se lo quiso llevar al Ramón de Carranza. Por aquel entonces en las filas del Valladolid, el empresario también murciano desechó su incorporación por la presunta inmadurez del futbolista tanto dentro como fuera del campo. Seis años después, el cuadro amarillo ha vuelto a poner su mirada en el goleador racinguista.

El Cádiz se une así al Real Murcia, cuyo presidente, Víctor Gálvez, reconoció sin ambages su conversación con el delantero. Lo hizo justo al día siguiente de que Dani Aquino confesase en este periódico estar «muy feliz en el Racing». El mandatario, que se enfrenta a una difícil papeleta para salvar al club pimentonero, acuciado por las deudas, fue bastante locuaz: «Hay jugadores que están cobrando 120.000 euros en otros clubes y van a venir aquí por 60.000. Por ejemplo, Dani Aquino. Él no quiere que lo diga -en referencia al director deportivo de la entidad, Toni Hernández-. Pregunté si estaba en Santander y no, en Covatillas entrenando. Mejor, mira que bien, hemos hablado personalmente», indicó.

El problema para el Murcia es que, además de los problemas económicos latentes y urgentes -debe pagar unos 500.000 euros antes del 30 de junio en concepto de nóminas atrasadas para no descender administrativamente-, poco atractivos para un futbolista que busque un proyecto serio, la puesta en escena del Cádiz le coloca ante un rival de mayor entidad a la hora de convencer a Dani Aquino si finalmente el 'Torito' no regresa a Santander. Se avecina culebrón veraniego.

La peculiar situación en la que se encuentra Dani Aquino a día de hoy en el Racing viene dada, sobre todo, por los puntos de su contrato. A estas horas, el delantero murciano tiene una cláusula de rescisión de 1,5 millones de euros. Totalmente prohibitiva para un jugador de Segunda B, aunque ésta le podría permitir al club cántabro negociar un buen traspaso si finalmente ambas partes deciden separar sus caminos. Esa cifra de indemnización se habría duplicado hasta los tres millones en caso de ascenso a Segunda División. Pero como el equipo no ha logrado el objetivo deportivo, el negro sobre blanco estipula que del 1 al 15 de julio la cláusula de Dani Aquino será únicamente de 30.000 euros. Una cantidad asumible por los clubes punteros de Segunda División B y asequible para los del escalón superior, como el Cádiz. A esos ceros hay que añadirle los aproximadamente 100.000 euros que tiene de ficha anual el 'Torito' hasta que en 2020 finalice su contrato con el Racing. Así pues, si Dani Aquino se marcha de los Campos de Sport, el club cántabro perderá a su mejor futbolista, aunque con una relación muy deteriorada con la grada. Pero también puede mirar la botella medio llena, viendo que Molina y Ania no van a forzar demasiado por convencer al futbolista. Serán 30.000 euros para las arcas, que nunca vienen mal, y el ahorro en una importante ficha que podría ocupar un nuevo jugador llamado a liderar al equipo en el asalto al ascenso. Es otra forma de verlo. O de conformarse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos