Joan Font: «Esta es una estación muy querida por el usario, de mucha proximidad»

Joan Font, director de la Estación de Esquí y Montaña de Alto Campoo /P. PUENTE
Joan Font, director de la Estación de Esquí y Montaña de Alto Campoo / P. PUENTE

El director de Alto Campoo tiene una dilatada trayectoria profesional con más de 30 años de experiencia gestionando estaciones de esquí

Marta Gutiérrez Rumoroso
MARTA GUTIÉRREZ RUMOROSOSantander

Natural de Girona y con formación en Ciencias Físicas e Ingeniería Agrónoma, Joan Font tiene una dilatada trayectoria profesional con más de 30 años de experiencia con cargos, entre otros, en la dirección técnica de La Molina, Espot, Port Ainé, Vall de Nuria y Vallter. En Cantabria acaba de cumplir su primer año como director de Alto Campoo.

–¿Cómo valora su aterrizaje en el puesto?

–Bien, mi llegada a Alto Campoo fue al inicio de invierno pasado con las primeras nieves, con poco margen para incidir en los procedimientos y las operaciones que se realizaban habitualmente, con lo que, salvo algunos retoques de urgencia, dediqué la temporada a observar y analizar las posibilidades de mejora. Al depender de la meteorología, cada temporada es diferente. En la temporada pasada, la estación se presentó con mucha variabilidad. En ocasiones con mucha nieve, con mucho viento; en ocasiones con mucha humedad, con viento cálido del sur y pasando en poco tiempo de un extremo a otro. Esto dificulta la explotación, tanto en la viabilidad de accesos como en la preparación de las pistas y la idoneidad de los remontes. Algunas veces es complicado prestar el servicio que demandan nuestros clientes generalmente con «buen tiempo», viviendo en muy pocas horas situaciones meteorológicas muy adversas, en ocasiones extremas. Por otro lado, en la toma de contacto observé una estación muy adecuada para el esquí familiar, con un centro neurálgico situado en el único punto bajo de la estación y en forma de abanico para repartir las pistas, lo que favorece el reencuentro y el reagrupamiento. Desde el punto de vista de explotación esto es mucho mejor que disponer de varios centros de entrada o puntos bajos.

–¿Qué carácter define a la estación?

–Es una estación de carácter claramente familiar de iniciación y al mismo tiempo muy apta para el perfeccionamiento. Se observa una estación muy querida por el usuario, de rabiosa proximidad. Utilizando símiles empresariales se podría decir que los clientes que visitan la estación son más bien «accionistas» que usuarios, o si se prefiere, son más «propietarios» que turistas. Esto tiene muchas ventajas, puesto que el cliente se involucra enteramente con los avatares de la estación y se implica totalmente en su actividad con una extendida cultura montañesa que habitualmente exige cuando se puede exigir, y proyecta comprensión cuando la circunstancias son adversas y de difícil resolución.

«Es una estación familiar para iniciarse y apta para mejorar la técnica»

– ¿Qué lectura hace de la campaña pasada? ¿Expectativas para esta?

–En la temporada pasada se dieron buenas condiciones de nieve, abriendo el 2 de diciembre y cerrando el 1 de mayo, en total 151 días de los cuales el mal tiempo obligó al cierre 8 días. La estación estuvo abierta 143 días, dándose en general unas buenas condiciones con una acumulación de nieve caída de 480 cm, con unos espesores máximos de 310 cm y unos espesores medios de 20 a 50 cm, pero con malas condiciones meteorológicas, especialmente algunos fines de semana, que significaron en el global de los días de explotación el 49 por ciento con el cielo cubierto o con precipitación. A pesar de ello se alcanzó una cifra cercana de 123.000 forfaits. El objetivo para esta temporada es mantener las cifras del año pasado, pero como es sabido depende sustancialmente de las condiciones de nieve y de las condicione meteorológicas para la práctica del esquí. Por el momento no se ha podido abrir el puente de la Constitución, que son fechas muy propicias para la afluencia de esquiadores. A pesar de este hecho, si llega suficiente nieve para las vacaciones de Navidad es todavía posible alcanzar una cifra de visitantes similar al año pasado.

–¿Confían en igualar las cifras?

–Esta temporada se dieron las condiciones para poder abrir una pequeña pista el día 1 de noviembre, pero que con la irrupción de aire cálido acompañado de lluvia provocaron enseguida su cierre. El hecho de esta apertura temprana fue para poner en evidencia la apuesta decidida de fiabilidad y constancia en la explotación de la estación de esquí siempre que se den las condiciones aptas para el esquí y la expectativa de afluencia así lo justifique. La respuesta que se obtuvo fue muy positiva y muy bien valorada por todo el entorno de la estación. La cifra de visitantes puede aún alcanzarse, condicionada por supuesto a las condiciones nivo-meteorológicas, y seguimos expectantes de alcanzar el día 1 de mayo como día de cierre.

El equipo humano es muy tenaz en su trabajo

–¿Qué destacaría del equipo de trabajo que dirige?

–Es un equipo humano muy tenaz en su trabajo y resiste muy bien la actividad en condiciones meteorológicas difíciles. La inmensa mayoría de personal está muy motivado e implicado en temas como la formación, pues están muy mentalizados de que es una ventaja y un factor fundamental para su desarrollo profesional dentro de la empresa, como se puso de relieve en la primera semana de formación que se impartió en Alto Campoo del 12 al 16 de noviembre 2018, en donde asistieron más 80 trabajadores tratando temas referentes a la óptima explotación de los remontes (telesillas y telesquíes), técnicas de atención al cliente, socorrismo y primeros auxilios, así como trabajos con máquinas pisapistas para la preparación de nieve para el esquí que les ha permitido actualizarse y adquirir nuevos conocimientos. Estos cursos fueron impartidos por especialistas de Cantabria, de la Cordillera, del Pirineo Español y del Pirineo andorrano y también especialistas provenientes de los Alpes franceses, con un buen nivel y muy valorado por los trabajadores de la estación.

–¿Los cañones de nieve artificial han elevado a Alto Campoo a una división superior?

–Actualmente la estación de esquí tiene equipadas aproximadamente el 40 por ciento de sus pistas con moderna tecnología para la fabricación de nieve. Los cañones, efectivamente proporcionan a Alto Campoo una posición con más garantía, algo que actualmente es condición necesaria para poder considerarse un destino de nieve. La actividad del esquí en los años 80 sufrió un cambio sustancial con la primera aparición de instalaciones de nieve que eran capaces de aprovechar el frío para fabricar nieve en las pistas. A partir de ahí, el esquí pasó de ser una actividad asociada al cien por cien al capricho de la meteorológica, a una actividad con más garantías, que podía popularizarse y convertirse en una actividad turística menos condicionada. A pesar de que con los avances tecnológicos se ha permitido rebajar las exigencias de frío para la fabricación extensiva de nieve, todavía son necesarias unas condiciones mínimas que desgraciadamente no siempre se cumplen cuando los calendarios turísticos lo requieren, pero está suficientemente contrastado que durante un invierno se llega a dar las condiciones para la producción.

En la comarca hay mucha cultura de nieve y eso es un activo importante

–¿Qué meteorología condiciona el uso de los cañones ?

–La estación de esquí de Alto Campoo dispone de 87 cañones que innivan casi 11 kilómetros de pistas, el tiempo necesario para innivar todos estos kilómetros, naturalmente, está condicionado a la intensidad del frío y la humedad que tenga el ambiente, pero también condiciona enormemente el viento que haga en el momento de fabricación. Por la experiencia que hemos contrastado en Alto Campoo, el frío está muy habitualmente acompañado de viento intenso que no favorece para nada la fabricación, como tampoco lo favorece el alto grado de humedad que normalmente tiene el aire. A pesar de estos inconvenientes, la estación está dotada de buen sistema de fabricación con una muy alta densidad de cañones de nieve que facilita la fabricación cuando las condiciones son favorables. Y además, como hemos trabajado en la revegetación del suelo, como pudieron comprobar los asistentes en la jornada de puertas abiertas, esto va a favorecer el mantenimiento de la nieve producida, ya que siempre es mejor suelos de hierba que con piedras y tierra. El reto en la explotación, es no perder ni un minuto en la fabricación si las condiciones son propicias para la fabricación.

–¿Cómo valora la cultura alpina cantábrica?

– En mi llegada en la temporada pasada, me sorprendió gratamente la cultura de montaña y de nieve, muy arraigada en la gente que habita la comarca de Campoo. Esto claramente es un activo importante.

Conoce mejor la estación cántabra