Reinosa, capital de la nieve

El Ayuntamiento de Reinosa nevado, una clásica estampa invernal./DM
El Ayuntamiento de Reinosa nevado, una clásica estampa invernal. / DM

Turismo en la cuna del Ebro, un destino con mucha historia, patrimonio, naturaleza y tradición

Marta Gutiérrez Rumoroso
MARTA GUTIÉRREZ RUMOROSOSantander

Reinosa es uno de esos municipios con identidad propia. En el prólogo de su historia se halla su pasado cántabro y romano con los restos de Julióbriga, en Retortillo (Campoo de Enmedio). La antigua ciudad se asienta sobre una colina dominante, extendiéndose a lo largo de un eje de más de un km.

Si hablamos de personalidad artística se encuentran en sus dominios referentes románicos así como ejemplos del barroco en Cantabria, como la iglesia de San Sebastián, ubicada en el centro viejo de la ciudad, que data del siglo XVIII aunque presenta restos de los dos siglos anteriores. No es un ejemplo aislado ya que en la plaza del Ayuntamiento se erige además un conjunto de características edificaciones de sillería, construidas en los siglos XVI y XVII.

En Cantabria, Reinosa es uno de sus grandes bastiones. Comparte el título de ciudad al igual que Santander, Castro Urdiales y Torrelavega. Su trazado se incluye en la ruta del Besaya del camino de Santiago del Norte. La visita a Campoo supone la vivencia de una experiencia de lo más completa.

La hospitalidad campurriana invita a disfrutar tanto de su arte como de la gran belleza de su paisaje, marcado por las aguas de los ríos Híjar, Izarilla y de Las Fuentes pero sobre todo por el Ebro desde su nacimiento en la Fuentona de Fontibre, rodeado de fresnos y chopos, hasta su espectacular embalse. En el entorno del lugar donde brota el agua se encuentra el Centro de Interpretación Río Ebro en el que el visitante puede conocer todos los detalles sobre el recorrido del río más caudaloso del país.

Arriba, el Centro de Interpretación del río Ebro, en Fontibre. Abajo a la izquierda, la ciudad romana de Julióbriga, en Retortillo. Y a la derecha, el club del campo de golf de Nestares.

En Reinosa se respetan y viven intensamente las costumbres y las muestras de folclore. Una tradición que demuestra el orgullo de sus vecinos y que se viste de gala en las fiestas de San Mateo, que tienen lugar cada 21 de septiembre, y especialmente en el Día de Campoo, declarado fiesta de Interés Turístico Nacional, que se celebra el último domingo de septiembre.

En Campoo hay una gran afición deportiva. Practican la pesca, la caza mayor y menor, el golf en Nestares y el esquí y snowboard en Alto Campoo.

Javier Carrión, director general de Cantur, recuerda que: «Cantabria es 'Infinita' y su oferta turística por tanto muy variada. En menos de una hora podemos pasar de esquiar a darnos un baño en el mar Cantábrico. Alto Campoo es un importante motor de la comarca y reclamo de turistas. En una comunidad tan pequeña es un auténtico lujo, desde el punto de vista turístico, tener el acceso tan fácil a la playa y a la montaña».

Conoce mejor la estación cántabra