La Confederación obliga a retirar parte de la valla de protección de la senda fluvial del Besaya

El Ayuntamiento tendrá que retirar la barrera de madera que protege el paseo peatonal de la ladera hacia el río/NC
El Ayuntamiento tendrá que retirar la barrera de madera que protege el paseo peatonal de la ladera hacia el río / NC

El Ayuntamiento deLos Corrales tendráque levantar de forma inmediata la barrera de madera que separa el camino peatonal del río

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna se plantea ya la retirada inmediata de toda la valla de madera que se colocó con el arreglo del paseo fluvial del Besaya que comunica Somahoz con el límite del municipio vecino de Cieza. Así lo ha adelantado el concejal de Obras y Urbanismo, Luis Ignacio Argumosa Abascal, al explicar que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico ha dado orden de retirar esa barrera de protección, instalada durante la pasada legislatura, por incumplir las directrices marcadas por ese organismo nacional para la obra.

El concejal explicó que el primer aviso llegó en marzo de este año y el Ayuntamiento presentó alegaciones ante la Confederación para evitar retirar una protección necesaria para la seguridad de cuantos pasean por el primer tramo de esa senda fluvial. La respuesta fue clara, en todo caso se podrían legalizar 50 metros de esa valla pero hay otros 175 que incumplen sin remedio la normativa. Aun así, desde el Consistorio se está trabajando aun, dijo Argumosa, para encontrar una vía de solución que podría pasar por sustituir el cercado actual por otro sistema que cuente con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica.

El concejal se mostró preocupado por el quebranto económico que esa actuación puede suponer para las arcas municipales en un doble sentido: por una parte las labores de la propia retirada de la vaya y por la otra, en su caso, la adopción de una solución legal. Pero además insistió en otra preocupación, la de la vuelta a tener que obligar a las muchas personas que utilizan a diario esa senda a pasar por la carretera, «un grave peligro para ellos».

Argumosa lamenta el quebranto económicoy la inseguridad que generará a los peatones

También habló de otra preocupación: «estamos sufriendo estos días acusaciones del PP sobre posibles irregularidades cuando no es el partido más adecuado para criticar ilegalidades», dijo aludiendo a la orden de la Confederación sobre la retirada de toda la valla de madera de la senda instalada durante el pasado mandato de la popular Mercedes Toribio como alcaldesa.

«Se pidió autorización para una cosa y se hizo otra absolutamente distinta», dijo Argumosa, «cerca de 200 metros más de lo autorizado, e incumpliendo la distancia al río que se había establecido en cinco metros al margen, algo que no se hizo». «Ahora la Confederación Hidrográfica nos obliga a retirarlo con la pérdida de dinero que conlleva y la nueva inversión que habrá que asumir». «No es el PP el más adecuado para echar en cara actuaciones a los demás, más cuando las que nosotros hacemos están dentro de lo marcado por las entidades competentes», señaló Argumosa.

La senda se estrenó a mediados de 2015, tras una inversión de 176.000 euros, y se inició su ampliación a finales de ese mismo año.

 

Fotos

Vídeos