Valle de Villaverde prepara sus senderos para la próxima Semana Santa

Imagen de uno de los senderos existentes. /I. Castresana
Imagen de uno de los senderos existentes. / I. Castresana

El Ayuntamiento está a la espera del certificado que otorga la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada

INÉS CASTRESANA Valle de Villaverde

Hay tres senderos apreciados por los caminantes, que recorren parte del monte de Valle de Villaverde: el camino de Gandarillas y los Hoyos, el de Fuentes del Agüera e Ilsos de Ribacoba y el del Monte Tejea. Conscientes desde el Ayuntamiento de la importancia para el turismo de los tres, se han limpiado y arreglado recientemente, con la intención de que estén en perfectas condiciones para la llegada de visitantes que la Semana Santa trae consigo.

Los tres senderos están a la espera de contar con la homologación que otorga la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada y aunque aún no hayan logrado la distinción, el alcalde confía en que se pueda conseguir dentro de unos meses. «Aunque ahora mismo no contemos con la homologación, los senderos están muy cuidados», explicaba Javier Pérez, alcalde de Valle de Villaverde.

Los senderos homologados han de contar con una señalización completa que permita a los senderistas guiarse por sí solos, además de un trazado exento de peligros e información en el inicio y final en la que se detalle las características de la senda como el desnivel, la distancia o recomendaciones. «Con las contrataciones que se realizan a través del programa de corporaciones locales y que vamos a poder hacer en mayo, repararemos alguna deficiencia y terminaremos de ponerlo a punto para que luzcan la homologación cuanto antes. No es un proceso simple, ni mucho menos, pero llevamos tiempo trabajando en este asunto».

Los senderos homologados han de contar con una señalización completa

Camino de Gandarillas

El Camino de Gandarillas y los Hoyos recorre los límites del municipio con Trucíos y el valle de Carranza. Se parte desde Villanueva, concretamente, desde el barrio conocido como La Panera, a pie de la carretera que une Villaverde con Carranza por el puerto de la Escrita. Desde la curva más pronunciada, con forma de herradura, podremos observar un viñedo destinado a producir el vino verde del valle, un cultivo que desde hace ya años está experimentando un importante auge en toda esta zona. Una vez se llega al alto de Gandarillas donde las vistas son inmejorables, el camino discurre hasta llegar al alto del Hoyo y de ahí, volver de nuevo al lugar de partida: La Panera.

Fuentes del Agüera

El sendero de Fuentes de Agüera e Ilsos de Ribacoba permite recorrer el curso alto del rio Agüera a través del monte Tejea. Salvo el desnivel, se trata de un recorrido sin apenas dificultad. Se parte de Mollinedo, se dejan atrás las Fuentes del Agüera, donde confluyen varios arroyos, y se asciende hasta los Ilsos, punto de encuentro del valle con los municipios de Arcentales y Carranza. El camino continúa por la cumbre de los Campos de Ribacoba y Sierra Escrita y desciende después, de nuevo, a Mollinedo.

Monte Tejea

Esta ruta recorre la parte noroccidental del monte y en ella encontramos uno de los robledales más extensos y mejor conservados de la zona además de numerosas hayas y tejos. Se parte, también, del barrio de Mollinedo, junto al río. Se toma una estrecha carretera que pronto se convierte en pista forestal y tras un paso canadiense y un corto pero duro repecho, llegamos hasta la balsa ecológica encargada de abastecer de agua al Valle.

Tras coger una pista a la derecha y pasar un pequeño arroyo, nos adentraremos en la espesura del robledal del monte. Cuando llegamos al barranco del Cuchillo, seguiremos un camino que discurre paralelo a él por el interior del bosque y que nos llevará hasta Puente Hurtado. El camino desde ahí hasta el lugar de partida va paralelo al río Agüera y es de gran belleza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos