Dos empresas anuncian que organizarán la fiesta de Carlos V de Laredo pese a no estar adjudicada

Imagen de la pasada edición del Desembarco de Carlos V en Laredo/DM
Imagen de la pasada edición del Desembarco de Carlos V en Laredo / DM

Rivendel, que fue propuesta como adjudicataria, asegura que demandará al Ayuntamiento si el evento corre a cargo de La Fragua de Vulcano

Abel Verano
ABEL VERANOCastro Urdiales

Una nueva polémica se cierne sobre el Ayuntamiento de Laredo. En esta ocasión tiene que ver con una de sus principales fiestas, el Último Desembarco de Carlos V (del 20 al 23 de septiembre), y el hecho de que dos empresas, Rivendel y La Fragua de Vulcano, hayan anunciado en internet (http://www.mercadosmedievales.info) que se harán cargo de la organización del evento, a pesar de que el Ayuntamiento no ha adjudicado dicho concurso, según informaron ayer desde el gabinete de prensa laredano.

Tanto la primera empresa (con sede en Granada), cuya oferta fue la más ventajosa de las cuatro que concurrieron a la convocatoria, como la segunda (de Valencia), que fue la que el año pasado se hizo cargo de la fiesta de la mano de la empresa laredana Imago Agency, aseguran que se harán cargo del evento, a pesar de que no hay ningún anuncio oficial. Este periódico se puso ayer en contacto con La Fragua de Vulcano y desde el departamento de Administración confirmaron que el Ayuntamiento les había adjudicado «hace unos días» las fiesta.

De su lado, el responsable de Rivendel, Pablo Llorente, ya tenía claras sospechas de que finalmente el Ayuntamiento pejino le denegaría la organización del evento en vista de que la segunda oferta con más puntuación en el concurso también está anunciando que se hará cargo de la fiesta. «De momento no me han comunicado oficialmente que mi oferta ha sido denegada, ni por correo, ni nada, pero si ya hay otra empresa que también lo anuncia...».

Ayuntamiento licitó en marzo la gestión de los actos festivos por 102.850 euros Rivendel conoció en junio que su oferta había sido la mejor valorada, pero incurría en baja temeraria

Llorente asegura que a principios de junio el Ayuntamiento -que sacó a concurso en marzo la gestión de la fiesta por 102.850 euros- le comunicó que su oferta (63.000 euros más IVA) había sido la propuesta como adjudicataria del contrato. En un primer momento le advirtieron que había entrado en una baja temeraria (oferta anormalmente baja) «y lo que hicimos fue justificar los ingresos y gastos como nos pidieron». El responsable de Rivendel dice que después el Consistorio pejino les pidió que subsanasen otra serie de aspectos «que nunca nos habían pedido en otros concursos de incluso un presupuesto superior».

Dichos aspectos tenían que ver con la oferta técnica que presentaron, «porque nos decían que solo hacíamos referencia al mercado renacentista y no la fiesta del Desembarco de Carlos V, cuando ya habíamos hablado con grupos de teatro de Laredo para desarrollar las diferentes representaciones que tienen lugar cada año con motivo de esta fiesta, además de que ya habíamos contrato a los técnicos de sonido y luces».

El PP cuestionó en junio que una empresa dijera que organizará la fiesta sin estar aún adjudicada

Además, el Ayuntamiento laredano «ponía pegas» con el objeto social de la asociación y «con el hecho de no haber justificado la organización un evento con un presupuesto similar al de Laredo». «Llevamos meses esperando la adjudicación definitiva y han buscado justificar los injustificable para dárselo a otro. Y eso a pesar de que es demostrable que cumplimos con todos los requisitos que se pedían en la convocatoria», apunta Llorente, quien sigue a la espera de que le notifiquen la denegación de su oferta para, en primer lugar, presentar un recurso en el Ayuntamiento, y después acudir al Juzgado para presentar una demanda «para que se cumpla la ley». «Debe estar adjudicado formalmente sin tener nosotros la justificación de que no lo vamos a hacer. Van a poner a otra empresa», advierte.

Devolución de la fianza

Llorente también critica que a la empresa que se lo adjudican es a Imago cuando la que lo oferta todos los años es la Fragua de Vulcano, «que no se presenta ni tiene nada que ver con el contrato». A la espera también de que le devuelvan la fianza que depositó, unos 3.000 euros, el presentante de Rivendel asegura que la razón por la que ha anunciado la organización del evento antes de la adjudicación definitiva -un hecho que ya cuestionó el PP en el pleno del mes de junio-, «es porque se hace habitualmente una vez que nos proponen como adjudicatarios y sabemos que cumplimos con todos los requisitos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos