Cortan el contorno de un árbol y lo rocían con gasoil en Comillas

El árbol que ha sido objeto de los daños se encuentra en el paseo de Rubárcena. :: JAVIER ROSENDO/
El árbol que ha sido objeto de los daños se encuentra en el paseo de Rubárcena. :: JAVIER ROSENDO

La Policía Municipal denunciará hoy al presunto culpable, «un vecino que fue visto manipulando el plátano»

Lucía Alcolea
LUCÍA ALCOLEACabezón de la Sal

Comillas se despertó hace unos días con un nuevo sobresalto. Alguien había realizado un corte en forma de anillo en el contorno de uno de los árboles del paseo de Rubárcena y lo había rociado con gasoil. El primero en darse cuenta fue un vecino que puso los hechos en conocimiento de la Policía Municipal, que ha logrado identificar al presunto culpable «en base a la descripción que realizó una vecina sobre un hombre al que vio manipular el árbol», confirmó el agente encargado del caso. Hoy tienen previsto denunciar los hechos. El árbol maltratado, un plátano, se encuentra cerca de la rotonda que da acceso a Rubárcena, en una de las salidas de la localidad, pero fuera del parque natural de Oyambre, «por lo que no está protegido», especificó la Policía. El deplorable acto podría suponer una sanción por la vía administrativa.

«El supuesto autor de los hechos echó gasoil a los pies del plátano hasta una altura de un metro y medio aproximadamente y después realizó un círculo alrededor de la corteza». «No sabemos qué motivos pueden haber llevado a alguien a hacer algo así», decía el agente, quien se pondrá en contacto con la empresa que gestiona el mantenimiento de las zonas verdes del municipio, «para hacer un seguimiento de este ejemplar y que no constituya un peligro para los peatones». El plátano se encuentra a unos metros de los siete árboles del paseo de Rovacías que han sido objeto de polémica en los últimos meses y que el Gobierno de Cantabria pretendía eliminar al considerar que suponían un peligro por su mal estado. Sin embargo, las quejas de varias plataformas ecologistas han llevado al Ayuntamiento y al Gobierno a replantearse su propuesta y actualmente estos árboles están siendo objeto de estudio para valorar sus daños y buscar posibles soluciones. La alcaldesa, Teresa Noceda, aseguró que se trata de un hecho «tremendo».