San Vicente se ve obligado a convivir con los atascos en verano

El centro urbano de San Vicente se ve habitualmente colapsado en verano y en otras épocas de afluencia turística./VC
El centro urbano de San Vicente se ve habitualmente colapsado en verano y en otras épocas de afluencia turística. / VC

Los atascos o el caos circulatorio se ha convertido en una estampa habitual en muchos momentos del verano de la villa y de otras épocas del año

VICENTE CORTABITARTE

Uno de los grandes atractivos de San Vicente de la Barquera es su belleza paisajística. Su ubicación alrededor de una hermosa bahía formada en el encuentro de dos grandes rías le convierte en un espacio singular que, en muchas ocasiones, confunde al viajero que llega por primera vez al encontrarse con un espacio en el que domina el agua que llega o se va por tres lugares diferentes.

Para resolver la comunicación por esa atractiva y a la vez complicada orografía, los barquereños construyeron a la largo de la historia dos grandes obras públicas que se han convertido en iconos de la villa como son los puentes con los que a lo largo muchos siglos resolvieron ese problema. Sin embargo, en la actualidad, esas infraestructuras no son capaces de absorber el importante movimiento humano que se genera alrededor de la bahía o de acceso a la villa a través del automóvil, en épocas como la actual del verano por lo que San Vicente se ve en muchos momentos colapsado.

Los atascos o el caos circulatorio se ha convertido en una estampa habitual en muchos momentos del verano, Semana Santa, puentes festivos y cada vez en más fines de semana del año. El contar con una única vía de comunicación alrededor de la bahía por la que se desarrolla la mayor parte de la actividad humana y comercial de la villa, junto al problema del aparcamiento genera ese colapso circulatorio que año tras año crece y que nada tiene que ver con el que se sufría antes de la construcción de la autovía para los vehículos, que para recorrer el norte de España se veían obligados a atravesar el casco urbano de San Vicente. Aquel tenía una solución que llegó con la construcción del tramo de la autovía que circunda a San Vicente

Los desplazamientos para llegar al centro de la villa o a las playas, junto al problema del aparamiento son la principal causa

Ahora es un problema exclusivamente local de más difícil solución que se produce principalmente por dos factores: el atractivo turístico de la villa con el consiguiente aumento de población y de visitantes puntuales, con los problemas que ello genera para aparcar en su casco urbano y, por otra parte, por los desplazamientos que se producen tanto interiores como desde otros puntos para disfrutar de las playas.

En días como los actuales uno se tiene que pensar el trasladarse desde cualquier punto del centro de la villa o desde el barrio de La Barquera hasta la playa, especialmente si se pretende hacerlo alrededor del mediodía. Por supuesto, también en esos días especialmente soleados, hay que evitar salir de la playa en ese momento en el que una gran mayoría apuran los últimos rayos, ya que intentar regresar al centro de la villa o conectar con la autovía puede suponer un largo suplicio de coche.

La solución a este problema es muy complicado, pero si se plantean medidas lo podrían aliviar

Lo mismo le sucede a los que intentan llegar al centro de San Vicente, bien para realizar una gestión, para visitarlo o para disfrutar de su gastronomía. Encontrar una plaza de aparcamiento en el centro de la villa es casi tan difícil como que te toque la lotería. Sin embargo ahora casi siempre es posible disponer de una de las 366 plazas de aparcamiento con que cuenta el parking de pago del puerto, pero llegar a él supone también sufrir el atasco del centro urbano y el colapso que la ubicación de este aparcamiento ha generado en el acceso al barrio de La Barquera.

Este es un problema que lo sufren todos, turistas y locales, pero de manera especial los barquereños y sobre todo aquellos que tienen su trabajo en la carretera como son los repartidores que en la medida de lo posible tratan de ajustar sus horarios a los momentos menos complicados. Sin embargo no tienen esta opción los taxistas que como Manuel que, en muchos momentos, desearía que no le llamasen para hacer servicios desde su parada en el centro de la villa al barrio de La Barquera o a la playa porque lo que ,en momentos normales serían 5 minutos, ahora puede convertirse en más de media hora, por lo que no les resulta rentable. «El problema del tráfico en San Vicente en estos momentos es horroroso, el aparcamiento de La Barquera es un desastre total por el acceso que tiene y el ir a la playa se puede convertir en una odisea» señala con cierta resignación. «Esto es lo que tenemos y eso que San Vicente, tiene bastantes aparcamientos, pero en esta época es totalmente insuficiente. Yo creo que el gran error que se cometió fue hacer ese aparcamiento en el puerto, se tenía que haber hecho en el parque, tanto por su situación como por capacidad, ahora veo complicado que se haga, si alguien lo logra se le tendría que hacer un monumento porque supondría una transformación total y en positivopara San Vicente».

Manuel que por su estrecha relación con todo tipo de personas del municipio y de otros lugares y también por su experiencia en el pasado como Policía Local dice que esta situación hace que personas que viven fuera del casco urbano de San Vicente y que habitualmente acuden al comercio de la villa, en esta época se van a otros lugares como Cabezón o Unquera en donde no sufren los problemas de los atascos y del aparcamiento.

Propuestas

Ante esta situación las medidas que podrían ayudar para aliviar este problema son diversas, según las personas a la que se le pregunta. Unos consideran que se debería de cambiar el actual acceso del aparcamiento del puerto. Otros consideran que una medida importante sería construir un carril bici que rodee toda la bahía, conectando La Barquera con el centro de la villa y la playa lo que haría que bastantes personas eligiese esta opción para realizar este desplazamiento muy habitual. Otros señalan que se debería de construir un pantalán en buenas condiciones en la playa para poner en marcha una línea regular en barco para conectar el centro de la villa con la playa.

También los que por los que apuestan por ofrecer una mejor información sobre el tráfico y así recomendar en ciertos momentos otros accesos menos utilizados desde la autovía a la villa o a las playas como los de Lamadrid y Los Tánagos y no el situado en La Acebosa.