Menos arena en la bahía de Santoña

A la altura de la plaza de toros se van a retirar 12.500 metros cúbicos de arena, en dos fases, ahora y en junio :/Daniel Pedriza
A la altura de la plaza de toros se van a retirar 12.500 metros cúbicos de arena, en dos fases, ahora y en junio : / Daniel Pedriza

Comienzan las labores de dragado en Santoña con el objetivo de retirar 20.000 metros cúbicos de arena | Se están realizando a la altura de la plaza de toros y en la dársena del puerto

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

La limitación ambiental solo permite retirar 20.000 metros cúbicos de arena. Ni un grano más ni un grano menos. En el puerto de Santoña, este volumen se va extraer de diferentes zonas, las más conflictivas para la navegabilidad de las embarcaciones.

La pasada semana la draga ha entrado en acción. En realidad, han sido dos dragas ya que una ha estado trabajando en la canal de entrada, a la altura de la plaza de toros, mientras que a la otra, se le ha podido ver en la dársena principal, donde amarran los pesqueros, a pie de lonja. Por tercer año consecutivo, la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria ejecuta en la bahía de Santoña un dragado de mantenimiento con una inversión de 200.000 euros.

Las labores se han acordado entre los técnicos, que han realizado una batimetría completa de la zona para conocer la profundidad real, y la Cofradía de Pescadores 'Virgen del Puerto', cuyo patrón mayor, Miguel Fernández, les ha indicado los puntos donde urge más la extracción de arena para garantizar la entrada y salida de los barcos con plena seguridad. En base a ello, a la altura del coso taurino se está succionado actualmente 7.500 metros cúbicos coincidiendo con el arranque de la costera del verdel. Es una primera fase que se completará en junio, con la retirada de otros 5.000 metros cúbicos en la misma zona, a colación de la campaña del bonito en plena temporada estival. El pasado año ya se optó por dividir el dragado de esta forma y en vista de los buenos resultados se mantiene el esquema. La novedad es que, en esta ocasión, se han dejado los 7.500 metros cúbicos restantes para la zona de la dársena, que estaba empezando a dar problemas de calado. Al respecto, Fernández ya había solicitado que se actuara en el muelle, petición que ha sido atendida. De hecho, esta misma semana se ha estado procediendo a la extracción de fango a pie de cofradía.

«La limitación ambiental sólo nos permite dragar 20.000 metros cúbicos en cada puerto» José María Mazón, Consejero de Obras Públicas

Para abril, queda pendiente el dragado de la barra de San Carlos, una zona donde no existe limitación, aunque no se deberían superar los 40.000 metros cúbicos por anualidad presupuestaria.

El consejero de Obras Públicas, José María Mazón, se acercó hasta Santoña con el fin de presentar personalmente a Fernández y al alcalde, Sergio Abascal, las obras previstas en este sentido en el puerto. «El hecho de presentar el plan de dragados de manera directa a quienes se ven más afectados demuestra la gran coordinación entre los diferentes equipos de trabajo y el apoyo a uno de los sectores más importantes para la economía de la región», destacó el consejero.

Por su parte, el patrón mayor agradeció la presencia de Mazón para poderle trasladar «directamente» las preocupaciones, problemáticas y necesidades de la cofradía. Fernández, que aunque le gustaría que fuera mas entiende que la ley ambiental solo permite dragar 20.000 metros cúbicos, agradeció especialmente a la Consejería la colocación de las boyas para marcar la canal ya que «evitan que las embarcaciones se salgan del camino marcado y dragado. Desde que están puestas los barcos tienen muchos menos problemas». De hecho, en la costera del bonito del pasado año «recuperamos el 80% de la flota que se nos fue por la falta de dragado», apuntó el patrón mayor. «Ya no tienen miedo a entrar al puerto de Santoña para vender sus capturas. El dragado es clave para la costera de bonito porque los barcos vienen bastante cargados y tiene más calado de lo normal». Fernández aprovechó su encuentro con Mazón para solicitarle la realización de unos pantalanes más largos para el atraque de los barcos pequeños. «A ver si conseguimos quitarlos del puerto grande y llevarlos a los pantalanes de la zona recreativa. He visto predisposición de la Consejería para hacerlo».

«Desde que se han colocado las boyas los barcos tienen menos problemas para entrar» Miguel Fernández, Patrón mayor

El regidor mostró su satisfacción porque se está dando «continuidad y periodicidad» a los trabajos de mantenimiento en la bahía Santoña que, anteriormente, «estaba olvidada». «Este puerto no había visto un dragado en cuatro años y desde que está el actual Gobierno regional se draga todos los años».

Verdel y anchoa

Por poner un 'pero', el patrón mayor señaló que igual hubiera sido mejor empezar las labores de dragado antes de que arrancara la costera del verdel ya que puede resultar incómodo para las embarcaciones, aunque «todo se soluciona con buena voluntad». Y de hecho así está siendo. Porque aunque el puerto aún no está a pleno rendimiento, esta semana sí que ha recibido la descarga de las primeras capturas. Para sorpresa de todos, el bocarte se ha adelantado al verdel y en la tarde del miércoles día 7, la embarcación de la flota local 'Maremi' llegó a tierra firme con 430 cajas de anchoa en sus bodegas - unos 2.600 kilos - capturados en el abra, justo detrás del monte, a las puertas de casa.

Por ser precisamente los primeros, se vendió todo en subasta a un precio de 4,35 euros el kilo. Fue un bocarte pequeño, de 54 granos (en el argot, piezas en kilo) cuyo destino fue para fresco. «Se ha vendido a un precio muy bueno y ha sido una gran alegría. Para nosotros es el comienzo de la campaña 2018 porque la adversa meteorología no nos ha dejado salir antes y el primer día hemos tenido la suerte de capturar bocarte», destacó el patrón y armador del Maremi, Benjamín Valle.

Y a falta de verdel, bueno es este bocarte. «Hay ganas de que aparezca ya la caballa. Es una campaña corta pero rentable. Es un dinero que viene muy bien y lo estamos esperando como agua de mayo tanto compradores como pescadores, apuntó el patrón Y es que el verdel se está haciendo de rogar. El jueves, día 8, se descargó en Santoña los primeros 2.500 kilos de caballa por parte de dos barcos colindreses de cerco: el Terreño y Estrella Polar. La capturaron por la zona del este, a la altura del País Vasco, y en subasta se vendió a diez euros el kilo.

Hay esperanzas de que esta semana la caballa dé la cara y llene las bodegas de la flota de artes fijas. «Vamos a esperar. Calculo que para esta semana toda la flota que está saliendo empezará a tropezar algo más cerca de casa», confió Fernández.

 

Fotos

Vídeos