César Díaz se teme un «desmantelamiento encubierto» de las infraestructuras de cercanías

César Díaz se teme un «desmantelamiento encubierto» de las infraestructuras de cercanías
Roberto Ruiz

El concejal de Santander pide a Zuloaga y Revilla «más claridad y contundencia» sobre el traslado de trenes a Cataluña

DM .
DM .Santander

El traslado de trenes desde Cantabria a Cataluña y las explicaciones, dos días después, del delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, hacen saltar las alarmas en el Ayuntamiento de Santander, desde donde se advierte de un desmantelamiento del servicio y se critica la falta de transparencia. El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Santander, César Díaz, ha confiado en que el traslado de trenes de cercanías no sea el inicio de un «desmantelamiento encubierto» de las infraestructuras cántabras y ha pedido a Zuloaga, y al presidente regional, Miguel Ángel Revilla, «más claridad y contundencia» sobre este asunto.

En este sentido, ha mostrado su «preocupación» por las «contradicciones y la tardanza» de Zuloaga en salir a dar explicaciones y ha esperado que no sean sólo «excusas para ganar tiempo como es habitual en los socialistas». Zuloaga ha reconocido finalmente hoy que sí se enviará un tren a Cataluña pero que se trata de una «reasignación temporal» de medios y que es una «práctica habitual» dentro de Renfe.

Para Díaz, resulta «llamativo» que el delegado del Gobierno, «que no pierde ocasión para utilizar su puesto para hacerse campaña como candidato socialista, haya tardado tanto en esta ocasión en decir algo y lo haya hecho, además, acorralado por la presión política y mediática».

«Así es como entienden la transparencia los socialistas», ha criticado el concejal de Infraestructuras santanderino, que no entiende que se lleven trenes de Cantabria «sin informar, sin explicar cómo afecta al servicio, y sin aclarar cuándo y cómo se revertirán esas medidas».

«Lo que necesita la red ferroviaria cántabra son inversiones y que se cumplan los compromisos asumidos por el anterior equipo de Fomento, no que nos resten medios», ha afirmado el edil, quien ha agregado que desde la llegada de los socialistas al Gobierno de España parece que Cantabria y sus infraestructuras «han entrado en vía muerta».

Díaz ha agregado que los santanderinos y los cántabros no pueden ser «españoles de segunda o de tercera», y aunque se pudiera entender la necesidad de refuerzos puntuales en otras comunidades, «lo que es incuestionable es que Cantabria también está necesitada de más medios y no se puede privar de recursos a una región para poner parches en otras».

Por todo ello, ha afirmado que el Ayuntamiento santanderino estará «vigilante» para que no se produzca lo que podría ser un «nuevo agravio que certifique el abandono» del PSOE a las infraestructuras de Santander y Cantabria y la «puntilla» del Gobierno de España a las comunicaciones de la ciudad y la comunidad.