Los hosteleros destacan el «éxito» de la Feria de Día con un aumento de público

Los hosteleros destacan el «éxito» de la Feria de Día con un aumento de público
Daniel Pedriza

El número de casetas de esta año se redujo respecto a las ediciones anteriores

DM

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha subrayado que la Feria de Día de la Semana Grande de Santander ha sido «un éxito», con un aumento de público, y considera que los cambios introducidos, como la reducción de casetas a cinco zonas, han beneficiado a «todos» los establecimientos.

En un comunicado, la agrupación de hosteleros señala que tanto ellos, como el Ayuntamiento y los establecimientos participantes en la Feria de Día de 2018 han coincidido en que en esta edición han contado con «mucha participación» de vecinos y visitantes.

En su undécima edición, la AEHC destaca que, no solo no ha ocurrido ningún incidente de consideración, sino, que, la feria «crece y aumenta en público», por lo que el balance es «totalmente positivo».

A esto, han agregado, se suma la música, la gastronomía, los fuegos artificiales y las atracciones para los más pequeños, que han servido tanto a cántabros como visitantes para disfrutar de unos días de un «extenso» programa de fiestas, ha destacado la asociación de hosteleros.

Menos casetas

Cabe recordar que el número de casetas participantes en la Feria, descendió este año a mínimos históricos; de las 46 que había en sus inicios, a las 37 de esta edición. Muy lejos de las 61 del año más boyante. Una tendencia que se repite desde 2014. Primero fueron suprimidas las casetas de la parte alta de La Alameda y posteriormente las que se instalan en la plaza del Rey Juan Carlos. Este año, ni Puertochico ni la Plaza del Cuadro se incluían en las cinco zonas planteadas: la plaza del Ayuntamiento (6), la Alameda de Oviedo (5), el parque de Mesones (8), la plaza de Pombo (10) y la plaza Alfonso XIII (8), atendiendo al público desde las 12.00 a las 00.30 horas, de domingo a jueves, y hasta la 01.30 horas los viernes, sábados y vísperas de fiestas.

El argumento para la eliminación en esas dos zonas fue según el Ayuntamiento, que el tráfico se «congestionaba», en la primera, y por «quejas de los establecimientos», en la segunda.