Alto Campoo da por perdida ya la mitad de la temporada debido a la ausencia de nieve

fotogalería

Un grupo de turistas paseaba ayer por la estación. Cerrada para el esquí y ‘pelada’ de nieve. / Antonio 'Sane'

  • La estación cerrada supone dejar en suspenso unos trescientos empleos y numerosas pérdidas en los negocios locales

En la comarca tienen un dicho: ‘El invierno en Campoo nunca el lobo lo comió’. O sea, que llega. Tarde o temprano, pero llega.

El problema es el retraso de este año en forma de falta de nieve y hasta de frío. Caen heladas en Reinosa, pero la «inversión térmica» dispara los termómetros más arriba, en el punto clave de la economía invernal en esta zona. "Esto es igual que los chiringuitos de playa", comentan en La Cotera, en Abiada. Igual, pero cambiando las olas y el sol por la nieve. Y no hay. Nada."Para la estación, todo diciembre y la Navidad pueden suponer como un 50% de la temporada de esquí", reconoce Miguel López, jefe de pistas de Alto Campoo. Eso ya lo han perdido.

Allí están trabajando ahora mismo 22 personas. Tienen todo listo para recibir a los esquiadores en cuanto se pueda. Con la estación abierta, entre puestos directos de Cantur (hostelería y remontes) y el resto de servicios que operan en las instalaciones (escuelas deportivas, alquileres...), la suma llega a los trescientos empleos. Brazos cruzados.

En La Cotera, todas las llaves de las habitaciones estaban ayer en el colgador. La carretera hasta el pueblo es puro otoño."En todas las Navidades –cuenta Manuel Ángel Morante detrás de la barra–, sólo hemos tenido a tres chicas que cogieron una habitación tres noches". El libro de visitas se queda en blanco si no nieva. La economía de Campoo se congela por falta de frío.

«Si un sábado de diciembre con nieve vendes a primera hora cien barras de pan, uno sin nieve se venden diez". La mejor cuenta es la sencilla. Lo explica Elena González, de la gasolinera Parte. Es la que hay justo antes de enfilar desde Reinosa la carretera para la estación."Un día de año nuevo, si está abierto, lo notas. Este domingo, a las once, habían pasado por aquí cuatro coches".

Más ejemplos para entender cómo afecta. Para los surtidores –aunque reconocen que lo fuerte es el verano–,"supone poner la mitad de litros". Y tienen claro que lo perdido ya es difícil de recuperar. "Lo bueno es que haga base en octubre o noviembre y luego vaya aguantando. Porque en febrero ya es tarde, los días son más largos y no aguanta". El discurso lo repiten casi todos."La nieve buena es la que cae en noviembre y hiela. A poco que caiga ya se alarga la temporada. Porque en febrero no es lo mismo", calca Federico Lamadrid, de la cafetería Vejo."Hasta julio, toda esta parte del año nos la soluciona la nieve. La diferencia de un diciembre con nieve y de uno sin ella puede ser como de un 40%". Los cafés, las comidas, la cajita de pantortillas que se compran al marcharse...

Lo de las pérdidas, centrados ya en la estación, lo explica perfecto el jefe de pistas. Los periodos fuertes vienen por las vacaciones de Navidad (con la previa del puente de la Constitución y hasta de la paga extra) y las de Semana Santa. El primero ya está perdido. Con un añadido, porque noviembre y diciembre son decisivos para comprar los pases de temporada."Si hay nieve la gente se anima". De ahí"ese 50%" en sus cálculos. Y eso que hay personas que están subiendo estos días a echar un vistazo. "Para ver la balsa –que ya cuenta con un buen caudal de agua– o la instalación de los cañones" –que todavía no han podido probar porque no hace el frío suficiente–.

En el mirador de la Fuente del Chivo había ayer tres coches a media mañana. El día estaba espléndido, pero sin color blanco."Es una pena que esté así en las fechas que estamos", comentaban unos turistas de marcha. De Alicante, Valladolid y Bilbao. Un grupo variado."Hemos venido a pasar las fiestas aquí y teníamos la esperanza de esquiar. Ya sabíamos que estaba difícil, pero ver tan poco...".

La situación es, de hecho, calcada a la del año pasado. Perdieron diciembre, abrieron algo menos de una semana ya con enero avanzado y no tuvieron continuidad hasta febrero, con buenas nevadas. Hablaron, al hacer balance, de una campaña"nefasta"."De como pintaba a estas alturas a como quedó al final desde febrero hubo una notable diferencia, pero lo justito para seguir viviendo. Fíjate que este año, viendo lo que hay, si sale así ni tan mal", cuenta Fernando ‘Dimas’ Andrés, de Dimas Ski. Tienen tienda de material, taller, alquiler, club... Allí mismo, en el aparcamiento de la estación. El abuelo de Fernando ya fabricaba esquís hace sesenta años."Hemos aprendido a compaginar las temporadas unas con otras. Nosotros vivimos solo de esto y nos mata. Ahora estamos parados. Trabajando dos personas (a pleno rendimiento pueden ser 20 o 25) haciendo mantenimiento, mejorando cosas... Pero ahora el volumen de negocio es prácticamente cero". Lo cuenta con muchos de los anorak de los críos de su club aún sin estrenar. Empaquetados sobre un banco."Ruinoso total. Es lo que hay", dice Agosti mientras cierra con llave el establecimiento de al lado.

Los cañones

Dimas, con todo, está ilusionado con el tema de la nieve artificial."Tengo confianza. Lo veo con buena pinta y con buen criterio, pero necesitan que se den las condiciones oportunas. No es normal estar en Reinosa a diez bajo cero y aquí, a diez". Para este lunes habían anticipado un bajón de temperaturas y hasta algo de nieve.

Falsas esperanzas. No hizo ni frío (para lo que uno espera cuando sube allí). Y las previsiones tampoco tienen la mejor pinta."Hay que esperar un poco. Yo creo que esta vez van en serio porque lo primero que se hizo hace años ya se veía que era una chapuza. Lo del Cuchillón no se llegó ni a probar", cuenta Morante desde Abiada, con vistas de postal a un pico Cordel desnudo de blanco.

«A ver si este año con los cañones...", añade Nieves Puente, de La Casuca, en Riaño."Nosotros el comedor lo trabajamos bien, pero no es lo mismo sin nieve. El puente de diciembre y las navidades pueden ser como un 60% de la facturación del invierno y parte de eso, sin la nieve, se ha perdido".