"Tengo buenas sensaciones y me encuentro bien, pero habrá que ir marcándose plazos"

ésarDíaz posa sobre el césped del campo 2 de La Albericia tras una de las últimas sesiones
ésarDíaz posa sobre el césped del campo 2 de La Albericia tras una de las últimas sesiones / Antonio 'Sane'
  • Cuatro meses y medio después de su lesión el albaceteño no renunciaa volver a competir este curso, aunque sabe quees muy poco probable

César Díaz (Villamalea, 1987) llegó este verano desde el Albacete para ser uno de los primeros espadas del Racing. Lo consiguió hasta que una rotura de ligamento cruzado y menisco le noqueó en noviembre. El club incluso le dio la baja federativa para poder fichar, pero tras las últimas salidas tiene una ficha libre que podría devolver al albaceteño cuando se cumplan cinco meses de su baja oficial –no de la lesión– siempre que esté recuperado. Un escenario imposible en la temporada regular e improbable en la fase de ascenso, pero al que no renuncia.

–Se le ve cada vez más cómodo en el contacto con el balón, pero parece muy difícil que pueda volver a jugar esta temporada. ¿Mantiene la esperanza?

–He empezado a hacer algún trabajo con el grupo, siempre sin oposición, como comodín, y la verdad es que me voy encontrando bien.Ahora mismo han pasado casi cuatro meses y medio desde que me lesioné y por ahí va a estar, porque tengo que estar recuperado y deben pasar cinco meses antes de que me puedan dar de alta de nuevo. Ahora mismo me centro en recuperarme, estar lo mejor posible y si es a disposición del entrenador, pues mucho mejor.

–¿Cómo ven su evolución Viadero y el doctor Mantecón?

–Hablamos diariamente y al final, como decía antes, todo lo van a marcar las sensaciones que vayamos teniendo.Ahora son muy buenas y me encuentro muy bien, pero aún queda casi un mes y medio para que me puedan hacer ficha de nuevo y habrá que ir marcándose plazos. Mi trabajo es hacer una buena recuperación, seguir como hasta ahora y llegar en las mejores condiciones al final de Liga, independientemente de que pueda jugar o no.

–Asumiendo que la Liga es imposible, la fase de ascenso, más aún si se prolonga, sería algo más factible...

–Sí. La Liga está descartada, porque acaba el 15 de mayo y no habría tiempo ni para inscribirme, pero de cara al playoff... Todavía queda mucho y no se puede adelantar nada, pero las sensaciones sí que son buenas.

–Llegará a tiempo de recibir el alta médica, pero ¿se ve capaz de recuperar la confianza y el ritmo en tan poco tiempo?

–En una lesión de tanto tiempo, una parte importante son las sensaciones que tenga cada uno.Hay jugadores que tardan ocho meses, otros siete y otros en cinco y medio están para competir. Lo he hablando muchas veces conBorja –Granero–, y al final todo te lo marcan tus sensaciones, tu seguridad dentro del campo. Yo sí que voy notando la evolución cada semana desde que empece a trabajar en el campo. Al final hay que ir paso a paso e ir ganando confianza para entrenar con el grupo al mismo nivel y encontrar ese ritmo competitivo.

–Con la funcionalidad de la articulación recuperada ya ha tomado contacto con el balón. ¿Para cuándo con los compañeros?

–Esa es la última fase de la recuperación; cuando empiezas a tener contacto una vez que recibes el alta. Ha pasado un tiempo prudencial y empiezas a hacer esos ejercicios de contacto.Ya estoy trabajando en esas situaciones conJosé Ángel –Gutiérrez–, el rehabilitador, en entrenamientos lo más orientados posible a lo que te puedes encontrar en un partido, aunque aún sin integrarme con mis compañeros.

–Aún se nota la diferencia de musculación de una pierna a otra...

–Sí, es cierto que se nota todavía bastante. Además, yo siempre las he tenido bastante musculadas, así que es normal.Estoy trabajando bastante, con unas dos o tres sesiones de fuerza a la semana, pero al final no importa tanto el volumen como la fuerza que se tenga la pierna.De hecho hay gente que nunca recupera el mismo volumen en una pierna que en la otra.

–La lesión le llegó justo cuando se había adaptado al equipo y era casi imprescindible.

–Una lesión nunca viene bien, pero sí es verdad que era un momento en que me empezaba a encontrar bien en el equipo.Cuando llegas algo tarde a la pretemporada, como yo, te cuesta un poco coger el ritmo de los demás, y justo cuando me empezaba a encontrar cómodo me vino esto; además una lesión de larga duración.

–Era usted uno de los puntales del proyecto, tanto para atacar el ascenso como para armar un bloque en Segunda.Con contrato el año que viene, se da por hecho que seguirá en Santander pese a la lesión...

–Tengo contrato, estoy muy a gusto enSantander y quiero recuperar las sensaciones que tenía antes de la lesión.

–El club ya ha dicho que cuenta con usted...

–Y yo encantado. Me queda además la espinita de no haber podido disputar una temporada entera y quiero volver a dar aquí ese nivel que estaba consiguiendo y que al final te hace sentirte importante.

–Cuando vuelva, si no hay grandes cambios –y seguro si es este curso– tendrá grandes rivales por el puesto. Nada menos que AbdónPrats ySanti Jara.

–Claro que sí. Y también a Carlos Álvarez, pero eso es un beneficio para el equipo. A principio de temporada se hablaba de que la plantilla era quizá un poquito corta para afrontar una temporada larga con un playoff, como por desgracia lo ha sido cuando hemos tenido cuatro pasos por quirófano.Eso te obliga a ir al mercado y yo, encantado.A Abdón ya le conocía, conSanti coincidí el año pasado y de hecho le dije al míster que si podían le trajeran, porque es un gran jugador con el que además tengo muy buena relación.Yo estaré encantado de llegar, entrenar y estar a disposición del entrenador para ponerle las cosas difíciles.

–¿Y puede el Racing ser campeón, con un calendario tan asequible para elCelta B?

–Perfectamente.Nosotros sufrimos el bajón de la primera vuelta justo cuando calendario era a priori más asequible, pero los resultados no terminaron de salir.Ahora tenemos cinco partidos –cuatro para el Celta B– en los que hay equipos que se están jugando cosas, porque con la amenaza de un descenso la gente también aprieta. Nosotros optamos a ser campeones y estamos mentalizados de que son cinco partidos en los que quien falle se quedará con la miel en los labios tras una temporada histórica que el equipo está sacando adelante con unos números increíbles.

–El Racing gana y sigue a ritmo de récord, pero casi siempre por la mínima y sufriendo. ¿En la fase de ascenso será suficiente?

–Sí que se sufre, pero al final si analizas al Racing ves que gana todas las semanas. Por 1-0, por ejemplo, pero sin recibir un gol. O fuera por 0-1. O con un tanto en el ochenta y pico, sí... Pero eso al final no es casualidad.Tampoco es fácil llegar a los puntos que estamos llegando.Somos un equipo muy competitivo al que cuesta mucho hacer gol.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate