Solvay cifra en 52 los empleos que desaparecerán en su planta de Barreda

Solvay cifra en 52 los empleos que desaparecerán en su planta de Barreda
Andrés Fernández

La mayoría de las bajas, provocadas por el cierre de la planta de cloro, se producirá mediante prejubilaciones y el sindicato USO exige que el ajuste de plantilla sea voluntario

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

Solvay ha cifrado finalmente en que desaparecerán en la planta de Barreda tras la clausura de su planta de cloro. La segunda reunión mantenida entre la dirección de la química y los representantes de los trabajadores ha ajustado algo más el anuncio de recortes de personal ya planteado durante el primer encuentro, cuando Solvay adelantó que en la planta de carbonato se acogería a los 38 trabajadores excedentes de la de cloro y que, por tanto, habría que remodelar la plantilla para adaptarse a las nuevas necesidades. Así pues, ese excedente de personal queda fijado por el momento en 52 empleados, y en la reunión de este miércoles ya se han avanzado algunas de las condiciones. Una parte pequeña, cinco de ellos, podrá reincorporarse a la planta de cloro que construirá la portuguesa CUF en Barreda tras el acuerdo alcanzado con Solvay.

El grueso de las bajas se hará a través de prejubilaciones, según ha informado el sindicato USO, de forma que durante el proceso de ajuste causen baja todos los trabajadores que superen o cumplan 59 años durante el año 2018 y 2019. La plantilla resultante tras la reestructuración quedará fijada, de llevarse a cabo los planes de la empresa, en 336 trabajadores.

En cualquier caso, USO ha denunciado que Solvay pretende realizar el ajuste de plantilla a través de «despidos objetivos individuales de carácter forzoso». El sindicato considera que la reestructuración y el ajuste de plantilla se debe negociar en el marco de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de carácter colectivo y no a través de despidos individuales. En este sentido, ha fijado como «línea roja que el ajuste de plantilla se realice sobre la voluntariedad en la aceptación de la oferta de bajas que finalmente realice la empresa». La próxima reunión se celebrará el lunes 11 de diciembre donde la empresa concretará las indemnizaciones de salida

Solvay explicó tras el acuerdo con la portuguesa CUF que ésta admitió que podría asumir algún excedente de personal de la química Belga en tareas de mantenimiento y de cara a la nueva factoría e incluso de formación para poder trabajar en la futura producción de cloro.

El grupo portugués estima que la nueva planta de cloro puede generar alrededor de 30 a 35 puestos directos, a los que se sumarán los indirectos e inducidos. En total, la nueva factoría puede crear más de 100 empleos en la región. Cabe recordar que la actual factoría contaba con unos 38 trabajadores directos que serán absorbidos y recolocados por Solvay. En ningún caso se subrogarán a la firma compradora, que negociará con el personal que le interese de manera individual, como se ha informado.

USO ha planteado durante la reunión de esta mañana la necesidad de acordar un plan industrial de futuro, con inversiones para garantizar una Planta de Carbonato de 1.000.000 de toneladas al año en Torrelavega, que contemple acometer de manera inmediata la transición energética con la sustitución progresiva del carbón como combustible básico, dejando el carbón autóctono como combustible de respaldo. El sindicato también reclama un compromiso para diversificar la producción con nuevas líneas de productos de alto valor añadido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos