"Si el PSOE votase algo diferente al 'no' en la investidura de Rajoy estaríamos secuestrados"

El secretario general del PSOE de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, ayer, delante del Ayuntamiento.
El secretario general del PSOE de Santander y portavoz municipal, Pedro Casares, ayer, delante del Ayuntamiento. / Javier Cotera
  • "No hemos sabido estar a la altura ni de las circunstancias ni del momento histórico. El PSOEse ha equivocado. Jamás pensé que iba a vivir este día"

Fiel escudero de Pedro Sánchez, su hombre de confianza en Cantabria desde el primer momento, el secretario general de los socialistas de Santander y miembro del Comité Federal se reafirma en su no rotundo a la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Es el Pedro cántabro, Casares, su valedor en la región en el momento de recoger avales durante el proceso de primarias que le llevó a liderar el PSOE, al que conoce incluso antes del salto a Ferraz, desde el mundo académico. Se afilió al PSOE con 17 años (ahora tiene 33) porque notaba un PSOE «más preocupado por los que menos tenían». Dice que el sábado fue el día más duro de su carrera política.

–¿Cuál es el paisaje después de la batalla televisada que se vivió en Ferraz?

–Ha sido complicado. Aún estamos tratando de recomponernos. Llevo 17 años afiliado y el sábado fue el día más complicado de mi vida política. Fue muy triste, muy desagradable, porque hubo mucha tensión. Jamás pensé que iba a vivir ese día.

–Los críticos trataron de tumbar a Pedro Sánchez con las 17 dimisiones y después con el intento de moción de censura en pleno comité. ¿Era el procedimiento para el primer secretario general elegido en Primarias?

–El PSOE se ha equivocado. No hemos estado a la altura ni de la responsabilidad ni del momento histórico. Tampoco hemos acertado en las formas en las que hemos vivido esta semana durísima para todo el socialismo español. ¡Cómo hemos llegado hasta aquí! Lo más importante es que no puede volver a suceder nunca más por responsabilidad. No sólo con nuestras bases, sino con los millones de votantes que necesitan al partido socialista y para eso necesitan confiar en el PSOE. Espero que a partir de ahora todos acertemos en los pasos que hay que dar, porque la confianza y la credibilidad cuesta mucho ganarlas, si no el momento puede ser complicado.

–¿Todos es todos o era sólo, como algunos apuntan, el secretario general?

–Sinceramente, PedroSánchez ha sabido liderar y llevar el partido lo mejor que ha podido en unas circunstancias que no eran fáciles.

–Nadie se atreve a despejar el dilema en el que están el 26 de junio. Ni elecciones, ni alternativa ni abstención... ¿Usted de qué es partidario?

–He defendido siempre que el Partido Socialista es la alternativa alPP y, por tanto, tenemos que decir no a Mariano Rajoy. Esta es a día de hoy la posición mayoritaria en el Comité Federal y del conjunto del partido. Ningún socialista nos votó pensando que íbamos a dar el Ejecutivo a los populares. El no es un no a los recortes, al uso de las instituciones, al mirar para otro lado a la corrupción y lo estamos viendo en el caso Gürtel. Esto da idea de que el PP no quiere luchar contra la corrupción. Si votásemos algo diferente al no en la investidura, estaríamos secuestrados para toda la legislatura. Hoy es la investidura, después el techo de gasto, luego los presupuestos y más tarde las principales leyes que haya que apoyar. El PSOE no puede apoyar ni por votar sí ni abstención al PP. Demuestra el sentido y la coherencia del PSOE y de los votantes, que se sienten identificados con la posición que se votó en el Comité Federal. A mí me costaría mucho explicar a los votantes la abstención porque no lo entenderían. Y si es difícil de explicar es porque es difícil de entender.

–Pero la gestora que ahora dirige las riendas del partido ya ha dejado caer que, a día de hoy, el mal menor es la abstención.

–Nuestra prioridad será la que decida el partido pero de esa decisión se dirimirán algunas consecuencias. Lo que no puede ser y demuestra la irresponsabilidad del PP, es que en este momento que hay voces que defienden que lo mejor para el PSOE es abstenerse, que están en su derecho, nos esté sometiendo a un chantaje diciendo que no le vale.

–Ante la división interna que existe, ¿deberían volver a votar en el siguiente Comité Federal? ¿No sería bueno consultar a las bases qué opinan?

–El Comité Federal ya se pronunció. Es el sentir mayoritario de las bases, pero es el máximo órgano del partido el que tiene que tomar la última decisión.

–Si vamos a terceras, ¿habrá primarias antes? Hay quien dice que si se presenta Susana Díaz se inventarán la fórmula para que no haya competencia.

–Eso ya es irreversible. Cualquier proceso a futuro, en este o cualquier otro, se ha abierto un proceso de no retorno. El de elegir a los secretarios generales y a los candidatos a La Moncloa en un proceso de primarias. La militancia tiene que tomar la palabra en esos escenarios.

-Pero si la primera decisión que tomaron fue elegir al secretario general por primarias y le han tumbado por los órganos internos. ¿No es una postura incoherente?

–Al final eso explica la situación complicada que ha vivido el PSOE estos días. Hemos adaptado buena parte del partido a un tiempo nuevo, en una necesidad de abrirse a la sociedad y de implicar a los militantes en la toma de decisiones, pero no hemos acabado de adaptar la estructura de la organización y el funcionamiento a esa nueva realidad. En definitiva, que si un secretario general es elegido por la militancia, parece razonable que sean las mismas bases las que cambien en el futuro el secretario general. Ese paso queda pendiente. Soy un defensor de que sean los militantes los que elijan al líder o quienes decidan, como intentó Pedro Sánchez, sobre los pactos de gobernabilidad.

–Cantabria es una de las pocas federaciones que ha mantenido el voto fiel al líder sin ninguna fisura, pero ¿no les ha faltado explicarlo?

–El PSOE de Cantabria ha tomado una decisión acertada por lealtad. coherencia y responsabilidad. Eva Díaz Tezanos ha sido leal al partido y al secretario general al mantenerse en la Ejecutiva de Pedro Sánchez; responsable al no querer contribuir al clima mediático y a generar mayor incertidumbre; y coherente al trasladar en Madrid el sentir mayoritario de la organización. Su papel de tender puentes ha sido muy acertado. Tal es así que el partido ve a Cantabria en una posición tranquila y nos han incluido en la gestora.

–Sin embargo, las federaciones dicen que se lo han ofrecido a todas y que algunas de ellas son las que no han querido estar.

–Estar en gestora era además una cuestión de responsabilidad. Su papel es el de tratar de normalizar el partido y que dure la el menor tiempo posible para volver a dar voz a la militancia. Que Cantabria esté de la mano de Ricardo Cortés es porque se trata de una persona que conoce el partido y las instituciones.

–El sábado celebran Comité Regional para analizar la situación. ¿Qué espera que salga?

–Creo que se va a pronunciar como lo ha hecho hasta ahora y que la mayoría está con el no al PP.

–¿Es de los afortunados como Miguel Ángel Revilla que ha hablado con Sánchez desde el sábado?

–Sí, le mandé un mensaje para trasladarle mi afecto. Supongo que como muchos militantes. Es un momento complicado. No solo para él, sino para todo el PSOE.

–Usted recabó aquí apoyos para Sánchez en el proceso de primarias, ¿le gustaría que se volviese a presentar?

–Tiene que ser él quien tome las decisiones. Necesita tomar distancia y abrir un proceso de reflexión en un contexto de tranquilidad. Yo respetaré lo haga. Sinceramente desconozco qué va a hacer. Estoy seguro de que no la tiene aún tomada.