El apeadero de tren de Valdecilla tendrá tres ascensores panorámicos

Los ascensores salvarán la altura de 5,5 metros que ahora se hace con escaleras /María Gil Lastra
Los ascensores salvarán la altura de 5,5 metros que ahora se hace con escaleras / María Gil Lastra

Fomento anuncia un proyecto de mejora de la accesibilidad con una inversión de 1,2 millones de euros

Pilar Chato
PILAR CHATOSantander

El apeadero del tren junto a la estación de Valdecilla tendrá tres ascensores panorámicos con capacidad para ocho personas que permitirán salvar el desnivel de 5,5 metros que hay desde la calle hasta los andenes, cuya accesibilidad también será mejorada. Las tres escaleras metálicas actuales serán demolidas y construidas otras nuevas. Todo ello forma parte de un proyecto de mejora de la accesibilidad que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado este lunes a la alcaldesa, Gema Igual, y que supone la inversión de 1,2 millones de euros. El proyecto ya está redactado y saldrá a licitación antes de que acabe el año, ha informado el Ayuntamiento de Santander.

El apeadero de Valdecilla está constituido por cuatro vías y su actual entrada principal, donde están ubicadas las máquinas de autoventa y el control de accesos, se encuentra a nivel de la calle, sobre una estructura metálica que vuela sobre las vías. A día de hoy no es accesible para personas con movilidad reducida, una antigua reivindicación de los muchos usarios que utilizan esta parada para acudir al cercano Hospital Valdecilla. 32 escalones que dificultan mucho el acceso al centro sanitario de los pacientes que llegan de fuera de Santander.

Lo que pretende la actuación es mejorar la accesibilidad, para reducir las barreras arquitectónicas existentes. El casetón de los nuevos ascensores se realizará con una estructura metálica e irá acristalado con frente de acero inoxidable. En el andén derecho (en sentido Santander), se intentará evitar el traslado de un cuarto de instalaciones y de un poste de la catenaria. El proyecto también contempla un grupo electrógeno y la sustitución de los cuadros eléctricos por otros de mayor potencia. Los andenes se prolongarán hacia el edificio del apeadero y hasta la desembocadura de los ascensores y se cerrará lateralmente con una estructura metálica acristalada.

Ver más

Para la adaptación de los tres andenes a la normativa de accesibilidad (será necesario sustituir las piezas de borde de andén por unas de 60 centímetros de anch0), se colocará el solado de las bandas de advertencia de 60 centímetros y se pavimentará el resto del andén. Se utilizarán luminarias tipo LED y se sustituirán las barandillas del andén central por otras no escalables. También se cambiará la marquesina refugio existente por una nueva.

Tanto De la Serna como Igualhan incidido en la importancia de este tipo de obras para mejorar la accesibilidad. La alcaldesa ha destacado el trabajo «constante» del Ayuntamiento en la eliminación de barreras arquitectónicas en los servicios y dotaciones públicas de la ciudad

Sus palabras de nuevo han hecho himcapié en el compromiso de Fomento con la ciudad. Una idea que la regidora ha repetido reiteradamente en las ultimas semanas culpando al Gobierno regional de una falta de inversiones en la ciudad que contrasta con las que, según ella, sí acomete el departamento que dirige el exacalde santanderino. Este destaca el «extraordinario nivel inversor». En este sentido, ha citado la pasarela peatonal de Nueva Montaña (1,3 millones), la ampliación del muelle 9 de Raos (17 millones), el derribo de los tinglados de Antonio López (1 millón), la rehabilitación de las naves de Gamazo para acoger una sede de la Fundación Enaire, el enlace del puerto de Santander con la A-67 (31 millones) y el proyecto de la integración ferroviaria, del que el Ministerio se hará cargo de 138 de los 188 millones de euros que cuesta.

DM

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos