La calle Burgos se blinda con bolardos

 Los accesos a la calle Burgos cuentan ahora con bolardos para evitar la circulación de vehículos pesados.
Los accesos a la calle Burgos cuentan ahora con bolardos para evitar la circulación de vehículos pesados. / ROBERTO RUIZ
Santander

El Ayuntamiento despliega las primeras recomendaciones visibles del Ministerio del Interior tras los ataques terroristas en Cataluña

Jesús Lastra
JESÚS LASTRASantander

El Ayuntamiento de Santander ha empezado a introducir las primeras medidas preventivas tangibles para adaptarse a la nueva realidad que han traído los atentados terroristas sufridos en Cataluña, donde 16 personas perdieron la vida en los ataques producidos en Las Ramblas de Barcelona y en la localidad de Cambrils.

Ante este escenario, el Consistorio ha comenzado a actuar, tal y como comprobaron este lunes los ciudadanos que transitaron por la calle Burgos, donde se han instalado bolardos que impidan el acceso de vehículos a esta zona peatonal de la ciudad. Cabe recordar que el suceso de Las Ramblas pivotó en torno a un atropello masivo con una furgoneta.

Desde la Casona recordaron que, como se ha venido abundando en los últimos días, el Gabinete que dirige Gema Igual quedó a total disposición de la Policía Nacional para llevar adelante las iniciativas que se consideraran necesarias. Así las cosas, y tras una reunión de los mandos operativos posterior a la Junta Local de Seguridad, «se están poniendo en práctica las medidas recomendadas por el Ministerio del Interior, algunas de las cuales serán visibles y otras no».

La instalación de bolardos en zonas especialmente sensibles de la capital cántabra fue objeto de debate en el Pleno del pasado mes de agosto. Fue la concejal no adscrita Cora Vielva la que llevó a la sesión la propuesta, que no contó con apoyos suficientes para ser aprobada.

Pese a todo, no es la primera vez que Santander blinda su seguridad. Sin ir más lejos, el pasado mes de junio con motivo de la celebración de la fase final de la Copa del Mundo de Vela la Policía Nacional desplegó el dispositivo que marca en casos de grandes aglomeraciones el nivel cuatro de alerta terrorista en el que llevaba España desde hacía un año. Un operativo que se tradujo en mayor presencia de agentes en el entorno de Gamazo, así como en la colocación de elementos disuasorios para vehículos pesados. También en la pasada Semana Grande hubo medidas adicionales.

Fotos

Vídeos