La solidaridad tiene una cita en el Rastrillo de Nuevo Futuro

El Gran Casino Sardinero acoge hasta el próximo viernes el popular mercado, que recolecta fondos para sus pisos tutelados y otros proyectos sociales

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

Nada mejor que una sonrisa podía representar el espíritu de Nuevo Futuro, cuya labor social es todo un referente y que este año 2018 celebra «25 años creando hogares». Anoche el Gran Casino Sardinero se llenaba de sentimiento navideño en una nueva edición de su Rastrillo, una cita clave en el calendario solidario de la región. La alcaldesa de Santander, Gema Igual, fue la encargada de cortar la emblemática cinta que daba comienzo a la actividad. Lo hacía junto al padrino de este año, el comunicador Jesús Mazón, que acudió junto a su fiel escudera, su perra Rita. Como anfitriona, Ana Mirat, presidenta de Nuevo Futuro en Cantabria, que se estrenaba en el evento desde su cargo. Junto a ellos, numerosos rostros comprometidos no quisieron perderse la primera jornada de este popular mercado que abrirá sus puertas hasta el viernes 7, en horario de 12:00 a 23:00 horas.

El Coro Joven de Santander fue el responsable de poner la nota musical, frente al gran árbol navideño del Casino y en sus icónicas escaleras de madera, compartiendo varias composiciones. Bajo la dirección de César Marañón, demostraron una gran calidad vocal y una versatilidad de estilos, sorprendiendo al público con temas como 'Viento del Norte', de Nando Agüeros. El espíritu navideño protagonizó el momento inaugural y dio paso a las primeras compras.

Compras de Navidad

El recorrido creativo de este Rastrillo incluye diferentes opciones de lo más variadas, desde prendas de moda, joyas, antigüedades, objetos decorativos, complementos, especialmente bolsos, libros, sombreros, vajillas, lámparas, juguetes… En el apartado gastronómico no faltan los dulces típicamente navideños como turrones o delicatesen para llenar de sabor las próximas fiestas. El bazar es una oportunidad de comprar regalos y encontrar pequeños tesoros de firmas de origen cántabro, pero también con destacadas 'tenderas' que llegan a la capital cántabra desde Madrid, Sevilla o País Vasco.

El apartado gastronómico ocupará una parte importante del evento, con la colaboración de diferentes empresas y restaurantes de Santander que llevarán sus platos y sabores hasta esta nueva edición del Rastillo por un precio de 15 euros en menú del día. Tampoco faltará la clásica tómbola, que alberga diferentes premios donados para la causa. Cantabria demuestra cada año su solidaridad, que revierte en sus diferentes proyectos. Actualmente, Nuevo Futuro Cantabria cuenta con dos hogares de protección para niños y dos más para madres víctimas de violencia de género, donde son atendidas junto a sus hijos. Además, tienen un piso de emancipación, donde los jóvenes se pueden instalar al cumplir la mayoría de edad, mientras siguen con su formación y estudios, hasta que encaucen su vida laboral y gestionan un centro de día, cuya labor es referencia nacional.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos