Quesos e infusiones, un nuevo concepto de maridaje

Herminio García, de la Tetera Azul, y Álvaro Carral, de La Jarradilla y Quesería Cultivo./Luis Palomeque
Herminio García, de la Tetera Azul, y Álvaro Carral, de La Jarradilla y Quesería Cultivo. / Luis Palomeque

La Tetera Azul y Queserías Cultivo han iniciado un proyecto de innovación colaborativa

A. DEL CASTILLO

Armonizar sabores es una de esas experiencias que le hacen a uno descubrir nuevas sensaciones. En el ámbito de la gastronomía, la investigación es clave para escapar de la monotonía y las combinaciones de productos pueden llevarnos a combinar productos que jamás hubiéramos pensado combinar. Y si ponemos un ejemplo, podemos hablar de los quesos y las infusiones.

«La textura de los quesos y sus aromas, y el color y los perfumes de las infusiones, nos permiten llevar a cabo un juego de enlaces y acuerdos que confluyen en un viaje apasionante e inolvidable». Esta conclusión hay que atribuírsela a Álvaro Carral Sainz, CEO de Quesería La Jarradilla y socio de Quesería Cultivo, y a Herminio García, director de Desarrollo de Negocio de La Tetera Azul, quienes han presentado esta semana un nuevo concepto de maridajes de quesos con infusiones, organizado por Distribuciones Cueli Arce en Ginger, Cocktail Bar & Food de Suances.

Un proyecto llevado a cabo por la empresa de infusiones La Tetera Azul y Queserías Cultivo, pensado para conectar dos productos con muchas en común. Desde su consumo tradicional, a la identidad de los paisajes y el saber hacer ancestral, las innumerables variedades o el arte de la degustación, se convierten en un ejercicio atrevido y genuino; en un proyecto de innovación colaborativa.

Disfrutar y volar hacia nuevas propuestas gastronómicas es el objetivo de estas dos empresas agroalimentarias entusiastas y conocedoras de sus productos, que ante el sonido de un 'click', han sabido unir su experiencia para crear un matrimonio de conveniencia, entre quesos y tés para enamorar a los buscadores de nuevas experiencias y sensaciones al paladar.

Otro propósito era poner en valor a todos los queseros y queserías artesanas de nuestro país, que han aportado sus productos queriendo estar presente en un juego de innumerables posibilidades y combinaciones.

El nombre de este proyecto es 'Click', y en él se agrupan diez infusiones en cinco sugerentes estuches que comunican la realidad vista por el diseñador Pablo Guerrero, en la que proponen una combinación de quesos para cada infusión.

Armonía de sabores

La cata, a la que asistieron un gran número de personas vinculadas con la hostelería, consistió en un maridaje de gran nivel con quesos de Selección Cultivo e infusiones gourmet de La Tetera Azul que dieron como resultado un coctel insólito y armonioso.

Los quesos e infusiones que se degustaron en la cata fueron: Quesaíta, de Mamá Cabra con Rocío, a base de manzanilla, menta, anís e hinojo; Mahón, de Torralba, con Moringa, té marcha y mango; CCL, de Quesería Campoveja, con Nilguiri Hills; el cántabro Divirín, de La Jarradilla con dos meses de maduración y una infusión de romero y anís; Espadán, de Los Corrales, Castellón, con Yunan Pu Erh y el Manchego de Félix Iniesta, con Royal Tea and Cacao, que también contiene almendras y té negro. Seis armonías que responden a una interesante apuesta por la innovación y la tradición artesana.

 

Fotos

Vídeos