Los primeros de Alto Campoo

Algunos esquiadores, este jueves por la mañana en Alto Campoo. / Antonio 'Sane'

El buen tiempo y la apertura parcial de las pistas concedieron una «jornada perfecta» para los 350 esquiadores que se acercaron a la estación invernal

Javier Gangoiti
JAVIER GANGOITISantander

Con un mes de adelanto con respecto a otros años, la estación de Alto Campoo abrió este jueves las dos pistas para debutantes que están situadas en la parte baja de la estación. Cerca de 350 personas pasaron (sin pagar) por la taquilla de la estación de Alto Campoo en su apertura anticipada. Fue una entrada reducida en comparación al caudal habitual de Brañavieja, ajustada esta vez al funcionamiento de solo esas pistas verdes, Calgosa I y II, en la cota de 1.650 metros. En total, sumando a deportistas y visitantes, Cantur calculó alrededor de 900 personas a lo largo del día.

Los técnicos de la estación de Alto Campoo decidieron, este miércoles, que la estación de esquí adelantase su apertura parcial un mes antes de la fecha prevista del 1 de diciembre y así lo confirmaba el propio presidente de Cantabria. El sol y una capa blanca de entre 15 y 30 céntimetros despejaron todas las duda y la estación asistió durante toda la mañana a la llegada de cada vez más vehículos dotados de esquís y tablas de snowboard en sus bacas, de deportistas experimentados, principiantes, o simplemente, visitantes. Los operarios de Cantur están trabajando para ofrecer más pistas con más desnivel en los próximos días, en función de las condiciones climatológicas.

La presencia de los aficionados un mes antes de lo previsto sienta un precedente tanto en el calendario (la temporada no se había avanzado tanto desde 2008) como en España: además de Alto Campoo, el jueves solo estuvieron abiertas la estaciones de Punto de Nieve Santa Inés, en Soria; y la de Masella, en el Pirineo catalán.

«Es una sorpresa muy agradable poder disfrutar de la nieve tan pronto, y encima gratis, lo que hace del día una jornada perfecta», manifestó Iker Martín, uno de los tantos amantes de la montaña procedentes del País Vasco y que no quisieron perderse la cita. «Para ser 1 de noviembre la nieve es bastante abundante», sostuvo. El paisaje era apenas irreconocible unos días antes, cuando las carreteras eran inaccesibles más allá de la cota de los 1.000 metros. El jueves, sin embargo, ya estaban listas para su uso gracias a la labor de las quitanieves.

El director general de Cantur, Javier Carrión, se mostró optimista de cara a esta cuestión. «Vamos a intentar abrir tanto el sábado como el domingo, y naturalmente, sin puertas abiertas» anunció. «Veremos si finalmente las condiciones meteorológicas lo permiten. La nieve no está mala, al contrario, y esperamos que la gente disfrute tanto como pueda de estos días privilegiados», indicó el dirigente al tiempo que señalaba las colinas más altas de la montaña, pobladas de amantes del esquí de travesía. «La gente tenía muchas ganas de venir y hemos realizado un esfuerzo económico para costear un día gratis, además de hacer todo lo que podemos para mejorar», recalcó. Por último, el responsable de la empresa pública definió la respuesta de los visitantes como «más que aceptable» teniendo en cuenta la apertura parcial de la estación.

Viernes, abierto

El parte de nieve elaborado por Alto Campoo promete al menos un día más de entretenimiento para los amantes de la montaña y los deportes de invierno. La apertura del viernes es la única que, por el momento, garantiza la estación, a falta de conocer si las condiciones permiten hacerlo también el fin de semana. En cualquier caso, volverá a abrir de forma gratuita las pistas verdes para debutantes. Por su parte, continuarán funcionando tres remontes, así como las taquillas para atender al público desde las 9.30 hasta las 16.30 horas, además de la cafetería del edificio Multiusos, que abrirá sus puertos desde las 9.00 horas.

 

Fotos

Vídeos