UGT denuncia el suministro de alimentos «que no se pueden consumir» a los pacientes de Sierrallana

Representantes sindicales, en la rueda de prensa./UGT
Representantes sindicales, en la rueda de prensa. / UGT

El sindicato vuelve poner el foco en las «condiciones lamentables» del servicio de cocina, adjudicado a la empresa Eurest, y pide la destitución del director gerente del hospital «por consentirlo»

DM .
DM .Torrelavega

UGT denuncia otra vez las «condiciones lamentables» del servicio de cocina del hospital Sierrallana, adjudicado a la empresa Eurest, y afirma que en ocasiones se ha llegado a suministrar a los pacientes alimentos «que no se pueden consumir». Por ello, el sindicato solicita la destitución del director de gestión del centro hospitalario, Luis Alejandro Fernández, por «consentir» a la concesionaria de la cocina y de las cafeterías «sus reiterados incumplimientos del pliego de condiciones de la adjudicación».

El responsable regional de Sanidad de UGT, José María Fernández, y el delegado de personal del sindicato en Eurest, Antonio Serrano, también han acusado a la empresa de «no contar con un stock de alimentos para al menos 15 días, que apenas tenga para cubrir las necesidades de un día». Y ante todo ello, afirman que «nadie hace nada, lo que está agravando el problema porque la empresa da la sensación que se siente impune a todo lo que haga», precisaron los portavoces sindicales.

En la lista de estos 'incumplimientos' añaden que Eurest «no ha implantado todavía el programa Arienca», un sistema que venía reflejado en el pliego de condiciones para conectar directamente las plantas médicas con la cocina, «aunque la empresa no quiere saber nada e invertir los 40.000 euros que cuesta».

El sindicalista recordó que de todas las denuncias que viene realizando UGT sobre el «precario» servicio que presta la empresa concesionaria «se mantienen y hasta aumentan», tras puntualizar que «se sigue sin contratar al personal que lleva años en la bolsa de contratación y, de hecho, ni siquiera cubre las bajas que se producen en la plantilla».

«Pésimo estado de las instalaciones»

A esta falta de personal, UGT agrega «el estado pésimo de las instalaciones de la cocina donde no funcionan muchos aparatos desde hace tiempo y la falta o escasez del material más esencial para la distribución de los alimentos como vasijas y menaje o bandejas para poderla servir caliente».

«Ya se han pasado dos inspecciones sanitarias con expedientes de sanción y existen cuatro auditorías negativas del Servicio Cántabro de Salud (SCS), aunque no por ello se ha abierto expediente alguno», denunció el responsable regional de Sanidad de UGT, para quien »todas nuestras denuncias están demostradas y han llegado a quien tenían que llegar, por lo que no es admisible que se estén consintiendo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos