El cese de Ramón Ruiz provoca un caos organizativo en el arranque del curso

El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, durante la inauguración de las obras de ampliación del colegio Cuevas del Castillo el año pasado.
El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz, durante la inauguración de las obras de ampliación del colegio Cuevas del Castillo el año pasado. / Miguel de la Parra

Más de veinte jefes y asesores técnicos dejarán su cargo en los próximos días y cargan contra el «desconocimiento profundo» que tiene Mañanes del sector

G. S. | E. M. SANTANDER

La destitución del consejero de Educación en plena 'vuelta al cole' ha provocado un caos organizativo sin precedentes en los centros de Cantabria. El cese de Ramón Ruiz, que se ratificará la semana que viene en el Consejo de Gobierno, ha desencadenado una oleada de salidas entre sus jefes de unidad, asesores y coordinadores que dejará vacía la Consejería en los próximos días, a la espera de que también abandonen sus despachos todos los directores generales. Mientras tanto, los centros escolares abrirán sus puertas desde hoy y hasta el próximo día 13 sin saber con qué plantillas contarán realmente y sin cerrar la programación y horarios de algunas asignaturas.

El secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, ha conseguido poner de acuerdo a toda la comunidad educativa con el cese de Ruiz. «No había peor momento para hacerlo», claman desde los sindicatos hasta las agrupaciones de profesores, de directores y de padres y madres, que han salido en defensa del consejero y contra el daño que provocará en la comunidad una reestructuración de tal calado en estos momentos.

Los primeros que se marcharán de la Consejería son los asesores técnicos y jefes de unidad. Es decir, los que gestionan el trabajo del día a día. Según ha podido saber este periódico, 21 de los 33 que llegaron con Ruiz presentaron su dimisión nada más conocer que el PSOE prescindirá del consejero. Algunos de ellos, funcionarios docentes de Primaria, tienen previsto reincorporarse a sus plazas mañana, viernes. Otros lo harán a los institutos de Secundaria la próxima semana. Todo ello provocará un 'efecto dominó' que dejará a cerca de un centenar de interinos en la calle y obligará a mover a muchos funcionarios que se encontraban en comisión de servicio, según los cálculos de los sindicatos. «Muchos profesores que habían conseguido una vacante para trabajar durante todo el curso se encontrarán directamente en las filas del paro en las próximas horas», advirtió Conchi Sánchez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC OO.

«Pido a todos que se mantengan en sus puestos, apelo a su responsabilidad» Franciso Fernández Mañanes

En los centros de Secundaria hay una especial preocupación. La repercusión de los cambios de personal les golpeará con más fuerza ya que la mayoría de los cargos de confianza de la Consejería, que ya han solicitado el regreso a sus puestos, procede de departamentos de Geografía e Historia, Biología y Orientación Educativa de institutos. «Es un momento muy malo. Estamos muy preocupados. Se va a crear un vacío, como mínimo, de un mes. A eso hay que sumar que el nuevo equipo llegará sin rodaje y necesitará tiempo para aterrizar. Todo esto nos perjudicará a los centros», explicó el portavoz de la permanente de directores de Secundaria, Norberto García.

Ver más

Previsiones rotas

Las quejas por el momento elegido llegan desde todos los lados. Ayer mismo dimitió el presidente del Consejo Escolar y hace unos días fue la Junta de Personal Docente la que advirtió de la «inoportunidad» de la crisis política que se estaba produciendo en el Gobierno Regional. También la FAPA mostró su «desconcierto y malestar» por un cambio de este calibre en la Consejería. Una situación que se produce, curiosamente, en uno de los arranques de curso con mejores perspectivas que se recuerdan. El cambio legislativo introducido en el último año ha permitido una incorporación más eficaz y con más tiempo del profesorado a los centros. De hecho, el 90% de los docentes ya se encuentra en los colegios e institutos listo para empezar. Pero todo ha volado por los aires. Muchos de ellos no saben si seguirán en sus puestos la semana que viene y los directores, ante la incertidumbre provocada por el cese del consejero, no han podido cerrar todas sus plantillas ni el cien por cien de horarios y clases.

«No respetar nuestra decisión de irnos es una muestra más de la falta de rumbo de Mañanes» Coordinadores, jefes técnicos y asesores de la Consejería

Ramón Ruiz ni siquiera tendrá tiempo de asistir a su última inauguración oficial del curso. Mañana, viernes, sí visitará un colegio de San Felices de Buelna, un acto habitual cada año con la apertura de los centros de Primaria. Pero se han paralizado todos los trabajos de organización del acto institucional del día 26, todavía sin confirmar el lugar, al que asistirán el presidente de Cantabria, la vicepresidenta -si para entonces sigue siendo Eva Díaz Tezanos- y Francisco Fernández Mañanes como nuevo consejero.

Desde el entorno más cercano de Ruiz fueron especialmente críticos ayer con la dirección de PSOE por romper modelo de trabajo de la Consejería.«El presupuesto del año que viene está a medio hacer y muchos proyectos faltan de poner en marcha. Llevan todo el verano pensando en los cambios y los ponen en marcha justo ahora. Han elegido el peor momento», se quejaron.

«Muchos profesores interinos se verán en la cola del paro en las próximas horas» Conchi Sánchez Secretaria de Enseñanza de CC OO

También desde el sindicato STEC dieron la voz de alarma: «Esta situación tendrá consecuencias pedagógicas importantes para el alumnado en el presente inicio de curso. Si esto no se arregla, será un comienzo desgraciado para el nuevo consejero y marcará el futuro de las relaciones sindicales para lo que resta de legislatura».

Al caos que producirá la reorganización de la Consejería hay que sumar el profundo desencuentro que existe entre los cargos de confianza leales a Ramón Ruiz y el que será el nuevo consejero, contra el que cargaron ayer duramente y denunciaron su «profundo desconocimiento del sistema educativo de la región».

Los técnicos se rebelaron contra las insinuaciones de presiones para que dejaran sus puestos y, así, crear un conflicto a los que lleguen después. «Nos vamos libremente y por decisión propia. Llegamos a la Consejería para desarrollar un proyecto educativo que consideramos que ha llegado a su fin con la destitución de Ramón Ruiz como consejero», subrayaron en un comunicado conjunto.

«Es un momento muy malo para estos cambios. Se va a crear un vacío, como mínimo, de un mes» Norberto García Portavoz de los directores de Secundaria

Fuentes de la Consejería aseguraron a este periódico que Mañanes habría pedido al consejero no firmar las revocaciones de estos 21 funcionarios. «No respetar nuestra libre decisión de no continuar como cargos de confianza es una muestra más de la falta de rumbo de Fernández Mañanes y la demostración de que su modelo dista mucho de ser el modelo basado en el diálogo y el respeto del actual consejero». El colectivo considera que «secuestrar» su voluntad y no respetar su decisión «en nada ayuda a la educación de nuestra comunidad».

Eso sí, quisieron restar gravedad al impacto de su marcha y de todos los responsables de la Consejería en el arranque del nuevo curso escolar: «Nuestra decisión de dejar el cargo es fruto de la reflexión y no ha sido precipitada. Cada uno de nosotros estamos finalizando los trabajos y tareas pendientes que puedan repercutir en el inicio del curso escolar con la finalidad de facilitar las cosas a las personas que vengan a sustituirnos».

«Que se queden»

Mañanes, pendiente de que se oficialice su nombramiento para poder empezar a tomar decisiones, aseguró a este periódico que no contaba con una desbandada de este calibre en el cuerpo de técnicos de la Consejería. De hecho, pensaba seguir contando con ellos. «No tenía en mente cesarlos. En esencia pretendo seguir llevando a cabo las mismas políticas, por eso confío en ellos para que se queden en sus puestos y nos den un tiempo razonable para asentarnos», pidió el futuro consejero.

«Esta situación tendrá consecuencias pedagógicas importantes para el alumnado» Sindicato STEC

Pero sus declaraciones, lejos de suavizar los ánimos, echaron más leña al fuego. El hecho de que Fernández Mañanes manifestara públicamente que va a mantener las mismas políticas educativas da a entender, según el colectivo de técnicos salientes, que «este cambio se ha producido por un motivo bien diferente al trabajo y al modelo educativo que se estaba desarrollando en Cantabria y que siempre ha sido el del PSOE».

A pesar de todo, el exdiputado esperar que la transición discurra «con la máxima tranquilidad y sosiego». «Soy consciente de la responsabilidad que asumo al hacerme cargo de la Consejería de Educación en un momento como el actual, a las puertas de 'la vuelta al cole'», explicó.

Fotos

Vídeos