Multitudinaria manifestación en Santander «por unas pensiones públicas dignas»

Imagen de la llegada a los Jardines de Pereda./DM
Imagen de la llegada a los Jardines de Pereda. / DM

Los sindicatos convocantes califican de «histórica» una cita en la que dicen han participado más de 25.000 personas, con las presencia de muchas familias y jóvenes

JESÚS LASTRA | M. Á. SAMPERIO

Miles de cántabros han vuelto a echarse a la calle para expresar sus demandas. Si hace apenas 10 días el movimiento feminista ponía en la calle a más de 20.000 personas, este sábado han sido los pensionistas los que han empujado a la calle a familias enteras, jubilados y jóvenes para defender el futuro de las pensiones y exigir al Gobierno cambios. Una protesta que se produce apenas 16 horas después de otra manifestación, la que ayer protagonizaron más de 3.000 personas contra el MetroTUS. Esta mañana de nuevo miles de cántabros recorrieron las calles del centro de Santander para «ganar la batalla» por unas pensiones «dignas», en una manifestación que sus convocantes, los sindicatos UGT y CCOO, han calificado de «masiva e histórica» en esta región. «Esta batalla la vamos a ganar». Ha sido el lema más coreado por los manifestantes, unos 25.000 según estos sindicatos, que han marchado desde la plaza de Numancia hasta los jardines de Pereda tras una pancarta con el lema: 'Por unas pensiones dignas'.

A lo largo de toda la manifestación, los pitos y las carracas han acompañado a pancartas «contra el miserable 0,25%» de revalorización de las pensiones y al rojo de los banderines de los sindicatos CCOO y UGT, que encabezaban la marcha.

Junta a pensionistas, entre los asistentes se ha podido ver a muchos jóvenes y a familias completas, además de representantes de los trabajadores que han organizado la iniciativa, dirigentes públicos y miembros de distintos partidos, como el presidente de Cantabria y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, la vicepresidenta, la socialista Eva Díaz Tezanos, el secretario general del PSOE, Pablo Zuloaga, la jefa del Legislativo, Lola Gorostiaga, consejeros del Gobierno, diputados y concejales de los dos partidos, así como también de Podemos e Izquierda Unida, caso de la parlamentaria morada Verónica Ordóñez o el edil de IU en Santander Miguel Saro.

A todos estos partidos, el secretario general de CCOO de Cantabria, Carlos Sánchez, les ha agradecido su presencia y, especialmente, a regionalistas y socialistas su «apoyo sin reservas» a esta manifestación. Desde el templete de los jardines de Pereda, Sánchez, junto al secretario general de UGT de Cantabria, Mariano Carmona, ha calificado de «histórica» esta jornada y ha estimado una presencia de «más de 25.000 personas» en la manifestación. «Luego dirán que somos dos o tres», ha ironizado el máximo responsable regional de CCOO, quien ha dado la «bienvenida» a todos aquellos que «están saliendo del largo letargo de la resignación» en el que les sumió la crisis económica.

Carmona ha recordado que esta manifestación se da continuidad a las movilizaciones iniciadas en septiembre en toda España para reivindicar un sistema de pensiones «justo», que ha recalcado que «se quieren cargar».

«Bienvenidos a la lucha. Y vamos a seguir en ello, esto no acaba aquí», ha enfatizado Carlos Sánchez, quien ha recordado que en Cantabria hay 125.000 personas que cobra una pensión, de las que casi la mitad perciben menos del salario mínimo interprofesional, la mayoría mujeres. «Pobreza que se paga con pobreza», ha denunciado. Y ha defendido que el sistema publico de pensiones español «es sostenible» y tiene futuro, para lo que ha ofrecido como soluciones, entre otras, derogar la reforma mejorar y mejorar la calidad del empleo. También ha vuelto a abogar por un cambio de modelo fiscal, en el que se reduzcan las bonificaciones y se acabe con las amnistías fiscales, y ha exigido que las pensiones se paguen con los presupuestos del Estado.

«Han intentado cargarse todo lo público y ahora van a por las pensiones», ha advertido Mariano Carmona, que ha reivindicado el trabajo que han hecho ambos sindicatos para lograr estas «grandes movilizaciones» a favor del sistema público de pensiones. Y ha instado a los ciudadanos a mantener esta apoyo como medio de conseguir un acuerdo, gracias a la «presión en la calle» y a la «firmeza» en las mesas de negociación. «Presión y negociación, no hay otra solución», ha resumido. El secretario regional de UGT ha llamado también a la unidad y ha alertado contra los intentos de dividir este apoyo con la convocatoria de distintas manifestaciones.

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha acudido a la manifestación. En su opinión, «es una de las protestas más justas que hay». «Hay dinero para las pensiones y, viendo este clamor, seguro que el Gobierno de Rajoy va a tener que ceder», ha recalcado. Por su parte, Mariano Carmona, secretario general de UGT en Cantabria, ha dicho que «esta situación solo la podemos revertir entre todos en la calle».

Las protestas en defensa del futuro del sistema público de pensiones y para lograr que la subida de las percepciones sea, como mínimo, el IPC se están celebrando a la vez en el resto del país. La de Cantabria es un acto más dentro de la campaña lanzada ya hace un tiempo por los sindicatos mayoritarios UGT y CC OO, que han pedido a todos los ciudadanos y no sólo a los pensionistas que salgan a la calle.

No es ésta la primera protesta en defensa de las pensiones. Eljueves hubo una concentración en Torrelavega y en las semanas anteriores se han sucedido varias protestas convocadas desde las federaciones de pensionistas de ambos sindicatos.

Un 30% de jubilados pobres

De otro lado, casi un 30% de los pensionistas cántabros se encuentran por debajo del umbral de la pobreza fijado en 8.200 euros anuales. Suponen 44.316 personas dentro del total de 3,15 millones de toda España, según los datos aportados ayer por los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). Además, la brecha de género se sitúa en 7.177 euros anuales.

En un documento publicado ayer, Gestha apunta que 3,15 millones de pensionistas reciben retribuciones inferiores al umbral de pobreza, un 32,6 % del total, un porcentaje que es mucho más alto en Melilla (45,4 %) o Canarias (40,6 %) que en Asturias (23,8 %), Aragón (26,1 %) o Madrid (26,8 %). En términos absolutos, el mayor número de pensionistas por debajo del umbral de pobreza se da en Andalucía (651.617) y Cataluña (521.763).

Ver más

Gestha también señala que existe una gran brecha de género, ya que el 60,4 % de los pensionistas que cobran retribuciones por debajo del umbral de la pobreza son mujeres, un total de 1,9 millones.

La diferencia entre la pensión media de los hombres y las mujeres asciende a 5.770 euros anuales, un 48,8 %, una brecha que es especialmente destacada en Asturias (8.751 euros) y que se reduce a 3.483 euros en Extremadura.

Según Gestha, que utiliza datos de la estadística de mercado de trabajo y pensiones de la propia Agencia Tributaria, la pensión media de las mujeres asciende a 11.836 euros, con diferencia entre Madrid (14.186 euros) y Extremadura (10.362 euros).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos