Fútbol-Racing

Seis defensas y seis delanteros

Adán Gurdiel, a su entrada este miércoles El Sardinero, junto al cámara de El Diario Montañés. :/Celedonio Martínez
Adán Gurdiel, a su entrada este miércoles El Sardinero, junto al cámara de El Diario Montañés. : / Celedonio Martínez

El Racing afronta la parte final de la temporada con seis delanteros para dos puestos y cinco defensas para cuatro posiciones

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

No se esperaban sorpresas y no las hubo. El Racing cerró definitivamente el mercado con tres fichajes y una baja. Han llegado a Santander los delanteros Borja Lázaro (cedido por el Alcorcón con renovación automática en caso de ascenso) y Franco Acosta (uruguayo a préstamo del filial del Villarreal) y el defensa Adán Gurdiel, que ha firmado un contrato hasta el 30 de junio tras desvincularse del Lorca. A cambio, el club ha rescindido el contrato a David Córcoles, un rápido y sorprendente movimiento en la que ha sido la única baja.

Los movimientos dejan una plantilla descompensada. Un equipo que juega habitualmente un 4-4-2 cuenta con cinco defensas de facto (el club amplía a seis la nómina al haber convertido a Javi Gómez en futbolista del primer equipo, pero el cantareno no ha debutado y el entrenador ha preferido cambiar a jugadores de puesto antes de darle la alternativa) y seis delanteros. Las dos llegadas en vanguardia por los problemas ofensivos del equipo no se han visto acompañadas por ninguna baja, que sí se ha producido en la desguarnecida defensa.

LA PLANTILLA

Porteros
Iván Crespo, Raúl Domínguez y Adrián Peón.
Defensas
Adán Gurdiel, Miguel Gándara, Paco Regalón, Gonzalo de la Fuente, Julen Castañeda, Javi Gómez y Juan Gutiérrez (juvenil).
Centrocampistas
Borja Granero, Antonio Tomás, Quique Rivero, Javi Cobo, Sergio Ruiz, Óscar Fernández, Álex García y Héber Pena.
Delanteros
Dani Aquino, Borja Lázaro, Franco Acosta, César Díaz, Juanjo Expósito, Pau Miguélez y Badiola (Racing B).

En total, 22 futbolistas del primer equipo con sobrados efectivos en la delantera y el eje, suficientes en la banda y demasiado corta en la defensa. Un problema que ya se acusaba a principio de curso y que lejos de corregirse se ha acentuado.

Así el Racing afronta la fase decisiva de la temporada con sólo dos centrales (Paco Regalón y Gonzalo de la Fuente) y dos laterales (Adán Gurdiel y Julen Castañeda), además del polivalente Miguel Gándara. Completan la línea el citado Javi Gómez y el juvenil Juan Gutiérrez, pero Ángel Viadero ya ha demostrado que en caso de ausencia el plan es otro: reconvertir centrocampistas. Borja Granero ha jugado varios partidos como central y Sergio Ruiz actuó como lateral derecho en plena crisis de lesiones.

La salida de Córcoles

Cinco mediocentros integran el eje del centro del campo: Borja Granero, Antonio Tomás (un regresado que no ha convencido por el momento a una parte de la afición), Quique Rivero, que ha perdido protagonismo progresivamente, y dos cántabros de más o menos nuevo cuño: Javi Cobo y Sergio Ruiz. En las bandas, Héber Pena y Álex García compiten por la izquierda. La derecha se ha convertido a base de juego y goles en coto exclusivo de Óscar Fernández, que de todos modos tiene en el delantero César Díaz un posible recambio. La posición no le resulta desconocida.

Pero en la vanguardia donde el Racing tiene una mayor superpoblación. El nuevo equilibrio de poderes coloca a Dani Aquino y Borja Lázaro como teóricos titulares, con el propio César Díaz y Franco Acosta como -de nuevo desde el plano teórico- alternativas, con Juanjo Expósito y Pau Miguélez relegados a una posición mucho menos preponderante que cuando comenzó la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos