Fútbol

Un muro llamado Álex Ruiz

Álex Ruiz cumple su primera temporada en la portería de la Gimnástica. /Luis Palomeque
Álex Ruiz cumple su primera temporada en la portería de la Gimnástica. / Luis Palomeque

El portero de la Gimnástica suma ya once partidos sin encajar un gol, los ocho últimos de forma consecutiva

José Compostizo
JOSÉ COMPOSTIZOTorrelavega

Ocho partidos. 720 minutos consecutivos con la portería a cero. Álex Ruiz (Pau, Francia, 1991) sigue a lo suyo. Desde que llegó a la Gimnástica esta temporada, el cancerbero no para de acumular partidos sin encajar gol alguno y, frente al Sámano el pasado domingo, sumó otro más. Desde su debut con el conjunto de la ribera del Besaya el 15 de octubre frente al Tropezón ya son once los duelos ligueros en los que el cancerbero blanquiazul no ha visto mancillada su portería. Y los últimos ocho han sido de forma consecutiva.

Esos 720 minutos imbatido comenzaron a contar para Álex Ruiz en noviembre del año pasado. El último que osó marcarle un gol fue Perujo, jugador del Textil Escudo, en El Malecón, en el encuentro que ganaron los gimnásticos (2-1). Desde entonces, ni Vimenor, ni Siete Villas, ni Solares, ni Rayo Cantabria, ni Laredo, ni Cultural, ni Velarde, ni Sámano han sido capaces de batirle.

El hecho de volver a mantener la portería a cero supone otra muesca más en el revólver de Álex y también el continuar mejorando su porcentaje particular en la carrera por el Trofeo Zamora. El meta gimnástico ha encajado ocho dianas en los quince encuentros que lleva disputados con la Gimnástica, lo que supone un promedio de 0,53 tantos recibidos por partido.

El récord de Abel

Al portero de la Gimnástica le hacen falta 555 minutos -o lo que es lo mismo, un poco más de seis partidos- sin encajar ni un solo tanto para igualar el récord que ostenta de imbatibilidad el meta del Atlético de Madrid, Abel Resino, como el portero menos goleado de las Ligas españolas desde hace más de 25 años. «En principio no busco ningún récord, aunque por otro lado sería bonito. Pero yo llegué a la Gimnástica con la intención de ser campeones e intentar ascender a Segunda B». El cancerbero nacido en Francia ya sabe lo que es levantar un título en esta categoría. «Yo he sido campeón dos veces en Tercera División, con el Conquense y el Castellón».

El reparto desigual de los goles encajados por Álex Ruiz explica el cambio operado por la Gimnástica, ya que con Pablo Lago el equipo ha recuperado la consistencia defensiva. De los ocho la mitad se concentran en un partido. Ese 4-1 ante el Escobedo, el único encuentro que han perdido los gimnásticos en lo que va de campaña, mientras que dos fueron frente al Barreda y uno ante Tropezón y Textil Escudo, respectivamente. Pero hace más de dos meses que el meta nacido en Pau no va hasta el fondo de la red.

Para ello, Álex Ruiz cuenta con la inestimable colaboración de sus compañeros, que han conseguido que el equipo del técnico asturiano sea uno de los conjuntos al que menos le rematan entre los tres palos de toda la Liga y el tercer equipo menos goleado, detrás del Laredo y Tropezón. Eso sí, cuando el rival llega ahí está el francés para hacer bueno el esfuerzo del resto. «Todo lo que estoy viviendo en estos momentos en la Gimnástica no es fruto de la casualidad, sino del trabajo diario de todos mis compañeros».

La idea no es otra ahora que seguir por el mismo camino, aunque lejos de una aspiración personal. Desde la llegada de Pablo Lago el trabajo defensivo es fundamental, ya que la zaga ha destacado por su contundencia y rigurosidad. El último baluarte de esa zaga es Álex Ruiz, el muro que lleva once partidos sin desmoronarse ante un gol en su portería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos