El Sardinero se quiere vestir de verde

El cambio de asientos de los Campos de Sport es una de las reivindicaciones más recurrentes y antiguas de la masa social verdiblanca. /Celedonio Martínez
El cambio de asientos de los Campos de Sport es una de las reivindicaciones más recurrentes y antiguas de la masa social verdiblanca. / Celedonio Martínez

El Racing pone en marcha una campaña que cambiará kilos de vidrio por nuevos asientos para el estadio

Leila Bensghaiyar
LEILA BENSGHAIYAR

Un gesto tan simple como meter en un contenedor un envase de vidrio vacío genera beneficios medioambientales y desde octubre, esta acción también revertirá de manera directa en la remodelación de los asientos de El Sardinero. Y es que el Racing se embarca en una iniciativa, junto a Ecovidrio, que busca convertir en una realidad tangible una de las peticiones más antiguas de los racinguistas: el cambio de los asientos de los Campos de Sport. Para lograrlo el Racing pone en marcha una campaña que, además de en la afición verdiblanca, redunda en el cuidado del medio ambiente. La iniciativa 'Tu reciclaje te hará sentir, sentar, más cómodo' apela al corazón verde de los racinguistas como el motor que impulsará esta propuesta, pero a su vez quiere implicar a todos los cántabros y concienciar sobre la importancia del reciclaje y el cuidado del entorno.

«El Racing es un referente para toda la sociedad cántabra y tiene la obligación de cuidar el medio ambiente, de reciclar, de seguir en esas líneas que nos está marcando el tener un futuro para nuestros hijos», explicaba Alfredo Pérez, presidente del conjunto cántabro, que también quiso recordar que «queremos elevar la tasa de reciclaje en Cantabria, algo que ya empieza a notarse y eso que la campaña aún no ha arrancado». Además, para el club el coste de la remodelación de los asientos será mucho más económica gracias al acuerdo con Ecovidrio. Aunque todavía no es posible cuantificar cuántos envases equivalen al cambio de un asiento, ya que no son públicas las cifras de conversión para cambiar esos kilos de vidrio por asientos, lo cierto es que el club deberá hacer frente a una cifra menor que si ejecutase la obra por sí solo. Y eso en una economía de guerra como la que vive la entidad verdiblanca siempre es algo a tener en cuenta.

La campaña arranca el próximo lunes y está previsto que concluya en el mes de mayo «fecha donde terminaremos la temporada, celebraremos el ascenso y podremos hacer el cambio de asientos», afirmó Alfredo Pérez, que estuvo arropado por Iván Ania, entrenador el equipo, algunos jugadores, el vicepresidente del club, Pedro Ortiz, Miguel Ángel Palacio, director de Medio Ambiente del Gobierno de Cántabria y miembros de la Cámara de Comercio. Por eso, el cambio de asientos no podrá verse hasta la temporada 2019-2020. La del regreso del Racing a Segunda División, según su presidente. Con lo que el club, además de asientos, estrenaría también su condición de equipo de fútbol profesional, una meta que lleva años persiguiendo. «Es el proyecto del que más orgullosos nos sentimos ya que hemos logrado cuadrar muchos sueños en uno solo», remarcó Pérez.

El club apela al público en general y a los hosteleros cántabros para lograr el objetivo

El eje principal de la campaña gira en torno a dos sectores. Uno destinado al público en general y otro focalizado en el sector hostelero. Para ello se han instalado diez contenedores en forma de balón en diferentes zonas de Santander -cuya localización se puede consultar en www. ecovidrio.realracingclub.es- que faciliten a los ciudadanos el reciclaje de vidrio, aunque quienes lo deseen también pueden adquirir su propio iglú para reciclar en casa.

En el caso de los hosteleros el Racing se dirigirá a todos los establecimientos racinguistas con el objeto de facilitarles la recogida de vidrio para su reutilización. Los locales que se adhieran a la campaña se identificarán con una pegatina en la puerta que les refiera como 'establecimiento racinguista reciclador' y recibirán de manera gratuita un iglú para que lo muestren en su local como señal de su compromiso con la campaña. La colaboración de los hosteleros no es baladí. De las 17.000 toneladas que se reciclaron en Cantabria en 2017 el 52% provino de la hostelería, por lo que la cantidad de vidrio que se espera recoger gracias a la aportación de los locales hosteleros supondrá una parte más que importante en el cambio de asientos del estadio.

El director del Medio Ambiente del ejecutivo regional, Miguel Ángel Palacio, quiso apoyar la iniciativa y hacer hincapié en el gran problema que suponen las botellas de vidrio que acaban en la bolsa de basura en lugar de en el contenedor destinado al reciclaje. «Nos causa un gran problema porque si eso llega al vertedero es un material del que nos cuesta mucho deshacernos desde el punto de vista medioambiental, pero también desde el económico». Y es que la recogida, el traslado y el tratamiento son procesos caros. «Esta es la solución. Porque con este gesto tenemos beneficios que redundan en la sociedad y en el Racing», argumentó Palacio.

Ver más

 

Fotos

Vídeos