Fútbol-racing

El Ayuntamiento se enroca con los Campos de Sport

Los Campos de Sport del Sardinero
Los Campos de Sport del Sardinero / DM .
  • El Grupo Popular rechaza con la abstención de Ciudadanos la moción que proponía al Consistorio asumir de primera mano las obras de reparación estructural del estadio municipal

El equipo de Gobierno de Santander se quedó este miércoles solo en su negativa a asumir las obras de reparación estructural de los Campos de Sport. El debate sobre la moción presentada por el PRC sólo sirvió para enconar las posturas de ambas partes, y contó con el apoyo de todos los grupos de oposición con la única excepción de Ciudadanos, que se abstuvo. Diez votos a favor, trece en contra (los del Grupo Popular) y dos abstenciones (Ciudadanos) desembocaron en el rechazo de la moción tras un Pleno en el que faltaron Amparo Coterillo (PRC) y Carmen Uriarte (PSOE).

La propuesta regionalista llevó al Salón de Plenos de la Casona el debate social abierto hace semanas y los informes de los propios organismos municipales, que alertan desde hace año y medio del grave deterioro del estadio y la necesidad de actuar de inmediato. El primer informe de los bomberos data de 2015, y el posterior documento municipal, en el que se insta a «la propiedad» –en un informe tipo, según el equipo de Gobierno–, también del primer semestre del año pasado. Sin embargo, desde aquel momento no se ha llevado a cabo ninguna actuación, y sólo después del temporal de hace dos semanas, que arrancó nuevas piezas de la fachada y la cubierta, se ha enviado un nuevo requerimiento al club –aunque el convenio sólo habla de la obligación del Racing al «mantenimiento ordinario»– en el que se le daba un plazo de seis días para iniciar las obras. El mismo que en 2015. El mismo que la SAD ya ha recurrido.

De todos modos, las obras se llevarán a cabo de inmediato, dada la clara posición que el Racing ha transmitido al alcalde de Santander, Íñigo de la Serna: el responsable de las actuaciones es el Ayuntamiento, al tratarse de problemas estructurales. De hecho, este miércoles el club presentó su recurso al requerimiento del Ayuntamiento, juez y parte en la causa, y ya ha advertido que acudirá, de no atenderse su reclamación, a un contencioso-administrativo.

Los concejales de PRC y PSOE votaron a favor de la moción presentada por el grupo Regionalista.

Los concejales de PRC y PSOE votaron a favor de la moción presentada por el grupo Regionalista. / Celedonio Martínez

La moción regionalista incluía dos propuestas: que se acometan de inmediato y con cargo al Ayuntamiento las obras de reparación y que se firme un nuevo convenio que rija la relación entre ambas partes y el modelo de explotación, un aspecto este último en el que sí coinciden ambas partes, aunque con un matiz, como acotó el concejal de Deportes, Juan Domínguez, al anunciar que no se negociará el nuevo contrato hasta que se resuelvan estos problemas.

El informe

En cuanto al informe de los bombero y del propio Ayuntamiento, que instaba a la propiedad a actuar de inmediato a principios de 2015, Domínguez sostuvo que existe un informe de los técnicos –que no se ha mostrado– en el que, tras la primera valoración municipal, se señala que la responsabilidad es del club, de modo que «están instando a que no hagamos caso a esos informes y actuemos arbitrariamente».

Lo que sí se va a producir, aunque el equipo de gobierno no lo transmitió explícitamente en el Pleno, es la inmediata puesta en marcha de los trabajos –en un plazo menor de una semana–, independientemente de quién las sufrague. Según se comprobó en el pleno, la postura del equipo de gobierno no ha cambiado: el Racing debe ejecutar e iniciar las obras, argumentando el citado informe municipal y el escueto y vago contrato de uso del futuro estadio, que originalmente se refería a los antiguos Campos de Sport.

Otro foco de disensión fue precisamente el informe de los técnicos al que tanto el alcalde como los concejales de Deportes y de Urbanismo hicieron referencia, y según el cual el Ayuntamiento no es responsable. Tanto Vicente Nieto (PRC) como Miguel Saro (IU) lamentaron no haber tenido acceso al documento. «El Ayuntamiento se requirió a sí mismo como propiedad a efectuar los obras y no sabemos si cambió ese criterio. Si ha cambiado, me gustaría conocerlo, porque a mí no me consta que haya ese informe», señaló Saro.

Más contundente se mostró Nieto: «No hay ningún informe técnico que diga que cualquier obra de mantenimiento estructural deba ser acometida por el Racing (...), al menos nosotros lo hemos pedido y no hay nada», dijo en referencia a una documentación ya de este año, según confirmó el equipo de Gobierno, y firmada por un técnico municipal, aunque en fecha posterior, según se señaló en el propio Pleno, al propio requerimiento.

Por último, el propio alcalde señaló, antes de rechazar la moción, que «hoy es la primera vez que el Racing se dirige al Ayuntamiento poniendo un recurso, y nosotros haremos lo que digan los servicios técnicos municipales. Hay metido hoy por la mañana un recurso de reposición que los servicios municipales van a resolver con toda la celeridad del mundo».