La joven diseñadora Miren Enfedaque cuestiona el impacto de la sobreproducción de moda

Imagen del desfile de 'Konstrukt' de Miren Enfedaque./DM
Imagen del desfile de 'Konstrukt' de Miren Enfedaque. / DM

La creadora vasca cerró su formación en Cesine con la presentación de la colección 'Konstrukt', con una premisa de respeto medioambiental

Raquel López Labiano
RAQUEL LÓPEZ LABIANO

De las aulas a la calles con un firme propósito: crear moda comprometida. Así, la joven diseñadora vasca Miren Enfedaque culminó cuatro años de estudio en Diseño de Moda en Cesine con la presentación de la colección 'Konstrukt'. Una suma de prendas con la que demostró, no solo todos los conocimientos adquiridos, sino su implicación con el impacto que la industria de la moda supone en nuestro planeta. Con este trabajo demostró una clara reivindicación hacia un modelo de producción mucho más sostenible, respetuoso con las personas y con el medio ambiente y cuya elaboración no supusiera la devastación y destrucción del entorno.

Concretamente, la joven diseñadora de Portugalete se ha inspirado en la desoladora imagen que las industrias acereras han dejado a lo largo de la ría de Bilbao, en la sociedad de la ciudad vasca y el resto del entorno. Desde ese contexto, quiso mostrar una contraposición entre el abandono de esta industria boyante del pasado y el impacto actual que la creciente e imparable sobreproducción de la moda ocasiona. Estudios actuales demuestran que se trata de la segunda industria más contaminante del mundo y ella ha reaccionado artísticamente para crear así una marca que reivindique «la necesidad de ofrecer un producto de diseño, de calidad y respetuoso con el medio ambiente». En su proceso creativo fue imprescindible para hacer realidad 'Konstrukt' plasmar un mensaje claro «basado en la relación entre la sobreproducción de la industria, la sociedad y los espacios urbanos para encontrar una alternativa a ese impacto ambiental y los cambios sociales debidos a las decisiones tomadas en el pasado».

Miren Enfedaque quiso enfatizar su mensaje centrándose en el proceso de producción de sus prendas, más que en el resultado y la estética final, para reflejar esa negativa repercusión que la industrialización supone en las personas y el entorno y mostrar el valor real que tiene la moda y el diseño sobre ello. Además, como bien afirma, quiere «enseñarlo así porque, dado el funcionamiento de la industria de la moda, ésta se está convirtiendo en algo efímero y sin valor», un concepto muy alejado de lo que verdaderamente implica. De la misma manera quiere «plantear el dilema moral que se ha construido alrededor de la industria de la moda durante las últimas décadas y tratar de influenciar de manera positiva a las nuevas generaciones sobre lo que está pasando, ofreciendo nuevas alternativas».

Estética industrial

Para el desfile optó por un enclave idóneo y referencial: el Mercado de Portugalete, cuyo edificio data de principios del siglo XX, con una estética industrial y deshecha pareja a la filosofía de la colección. El público asistente pudo presenciar una puesta en escena inmejorable y sorprendente. La sala en oscuridad daba paso a una gran proyección del logo de la firma 'Konstrukt', para después comenzar la iluminación con el paso de las modelos al ritmo de la música y desvelar el atrezo, que añadía una gran fuerza visual, al tratarse de redes de pesca de los mismos pescadores de Santurce, estructuras metálicas corroídas y los propios residuos generados durante el proceso de corte y confección.

Fotografía reivindicativa de la colección.
Fotografía reivindicativa de la colección. / DM

Para complementar el evento, Rebeca Pérez Martínez, bailarina profesional de ballet contemporáneo, puso el contrapunto artístico, interpretando una pieza inspirada en el concepto de la colección y con la canción 'Arca' de Marc Luva como banda sonora. Todo un espectáculo que hizo de la presentación de 'Konstrukt' un día apasionante y reivindicativo.

La moda joven 'made in Cantabria'

Síguenos en: