Acierta con el catering si te casas en una finca en Cantabria

Una propuesta de catering en una boda de la Finca San Juan./DM
Una propuesta de catering en una boda de la Finca San Juan. / DM

Comparto las reglas que valoro a la hora de elegir un proveedor para recomendarlo

Vanessa Abascal
VANESSA ABASCAL

¡Buenas, amigos de Cantabria DModa! ¡Feliz Verano! Ya llega la noche más larga del año y la más mágica. No olvidéis daros un baño a partir de la medianoche del 23 de junio, ya mañana, por San Juan.

Como prometí, hoy toca hablar de catering y, si os casáis en una finca privada, en Cantabria contamos con profesionales muy, muy buenos. Es cosa de los novios escoger cuál es el más adecuado para su evento. Cada uno de ellos que os recomiendo son diferentes y todos son buenísimos.

Como para casi todo, tengo reglas que valoro a la hora de elegir un proveedor para recomendarlo. Estas son las reglas que debe de cumplir un catering para mí. No recomiendo a todos los que existen, bien porque aún no he trabajado con ellos o porque directamente no me gusta cómo trabajan. Pero mis recomendaciones o no recomendaciones son siempre desde el respeto y únicamente bajo mi punto de vista. Algunas de estas reglas, como es lógico, coinciden con las reglas de los restaurantes.

Uno de los platos nupciales del catering de Puente Viesgo.
Uno de los platos nupciales del catering de Puente Viesgo. / DM

1-Gastronomía, calidad y exquisitez. Es lo más importante en un catering.

2-Tener personalidad propia. Me gusta que cada catering sea diferente y se note.

3-Una atención excelente con mis novios y sus invitados. No sólo tienen que sentir necesidad de agasajar a los novios, para los novios y sus padres, por lo menos para los míos, es mucho más importante que esta atención sea excelente para con los invitados. Igual que en los restaurantes.

4-Un buen servicio en sala con un buen equipo de jefe de sala y camareros. Valoro más los catering que ofrecen un camarero por mesa, y no un camarero cada diez invitados. Lo cumplen pocos.

5-Limpieza y cuidado, capacidad para mantener limpios los espacios mientras estamos en la celebración.

6-Compromiso. Me gusta que cumplan con lo que prometen. Lo de sorpresas de última hora que siempre pagan los novios es algo que no sólo no me gusta a mí, os aseguro que les gusta mucho menos a los novios.

Propuesta del catering del Cenador de Amós.
Propuesta del catering del Cenador de Amós. / DM

7-Un buen cóctel en cuanto a cantidad y calidad. Al igual que nos pasa en los restaurantes, no nos gusta tener que ir detrás de los camareros o del jefe de sala pidiendo bebida o comida porque los invitados o incluso los novios, se quejan.

8-Mantelería y menaje. Que las fincas den opciones a los novios para elegir entre diferentes mantelerías y menaje es siempre un punto más a su favor.

9- Facilidad para degustar la cocina de cada catering. Esto es importante, poder probar la comida del catering es importante.

Así, mis recomendaciones son las siguientes:

-La Finca de San Juan.

-El Cenador de Amós.

-El Nuevo Molino.

-Puente Viesgo.

-Oh La La.

Servicio de catering del Nuevo Molino.
Servicio de catering del Nuevo Molino. / DM

No desconfíes a la hora de contratar un catering, olvidaros de los mitos en cuanto a que la comida no estará tan buena como en un restaurante o que saldrá fría. Si contratáis el servicio de un buen catering, el servicio será el mismo que en un restaurante.

Y por hoy me despido, seguro que esto os ayuda un poquito a la hora de elegir catering para vuestra boda.

Si queréis saber de algún catering en concreto, no dudéis en preguntarme. Además, si os apetece, podéis seguir todo el trabajo que desarrollo con mi equipo en la página web o en redes sociales: Facebook e Instagram.

Desde Cantabria, historias basadas en bodas reales.

¡Gracias mil!

Variados bocados de sabor de Oh La La.
Variados bocados de sabor de Oh La La. / DM

El mejor 'sí, quiero'

Síguenos en: