La experiencia al rescate de una madre primeriza

La experiencia al rescate de una madre primeriza

La maternidad resulta imprevisible por mucho que te cuenten, aconsejen o expliquen

Paula Fernández Solórzano
PAULA FERNÁNDEZ SOLÓRZANOSantander

Hace unos días me sorprendieron con esta pregunta: ¿Qué le dirías a la Paula no madre? ¿O qué cambiarías con todo lo aprendido tras la maternidad? De una Paula madre a una Paula primeriza.

Nada, pensaba yo para mis adentros, simplemente le diría que se dejase llevar, que este mundo es tan bonito porque por mucho que te cuenten, te aconsejen o te expliquen nada es previsible.

Es tan emocionante porque sólo tú descubrirás el sentimiento que ello te produce, a veces más o menos intenso, hay tantas maternidades como tipos de niños, infinitas.

Al momento, ese nada se transformaba en algún que otro consejo que iba llegando a mi cabeza.

'Selfie' de una Paula sonriente.
'Selfie' de una Paula sonriente. / AMORDESMADRE

Le diría que fuese más libre, libre para decidir, que perdiese ese miedo de primeriza a expresar lo que quieres, a tener una maternidad tuya sin depender de opiniones de los demás o consejos «antiguos».

Le aconsejaría que agradeciese los consejos, pero que aplicase su intuición desde el principio, que una madre tiene un sexto sentido y cuando algo no va bien lo sabemos.

«Cambiará ella, en su interior, al tiempo que cambiarán sus prioridades».

Le advertiría que cambiará, cambiará su cuerpo más de lo que imagina, es ley de vida, pero que también cambiará ella, en su interior, cambiarán sus prioridades y lo más importante, cambiará su manera de ver la vida.

Le recordaría mimarse más, cuidar su piel, su pelo, que no perdiese la rutina de arreglarse y ponerse guapa, que una mujer es guapa en todas sus etapas y no puede perder ese «tiempo para ella» tan necesario.

En caravana, junto a su pequeña India.
En caravana, junto a su pequeña India. / AMORDESMADRE

Le contaría que formará su propia familia, que los lazos entre todos sus miembros se harán más fuertes y el amor se multiplicará.

Y, por último, le explicaría que el tiempo pasará tan deprisa que se le escapará entre los dedos, que guarde todos sus recuerdos, que aproveche bien el tiempo, que pase todo el tiempo que pueda con los suyos y que haga todo eso que por pereza o falta de tiempo siempre decimos «se me ha quedado en el tintero», que se esfuerce por hacerlo porque luego me arrepentirá de no haberlo hecho.

Lo curioso es que ese nada se convierte en todo y ese todo en nada, porque, realmente, he vivido una maternidad como yo he querido.

Así que déjate llevar y disfruta todo.

Retrato de la bloguera cántabra.
Retrato de la bloguera cántabra. / AMORDESMADRE

Y, sí, soy una madre con blog y redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram. ¡Nos leemos!

¡Hasta la semana que viene!

Más artículos en familia:

Síguenos en: